Edición Impresa

Raggio busca con su Newell's sacarse el fantasma del Tata Martino

El DT actual perdió en apenas tres fechas seis titulares. Newell's busca conservar su estilo pero, más allá de esto, el hincha deberá mentalizarse que el ciclo Martino ya pasó.

Lunes 25 de Agosto de 2014

Newell's busca conservar su estilo y en esa misión se encuentra con obstáculos importantes. Por un lado la cuestión futbolística tiene un estilo diferente con la impronta de Gustavo Raggio, quien está dando sus primeros pasos en el círculo mayor y no es Gerardo Martino. Y por el otro la seguidilla de lesiones que sacó a seis jugadores titulares, es decir más de medio equipo. Esto no es un dato menor y que debe ser tenido en cuenta en la evaluación que se pueda realizar a la hora de examinar lo hecho por el rojinegro en el arranque del campeonato.

En apenas tres fechas el DT se quedó sin Casco, Ponce, Cáceres, Villalba, Scocco y el sábado se sumó a la lista López (ver aparte). Todos futbolistas que hoy están entre los once y varios de ellos con condiciones futbolísticas superiores a sus reemplazantes. O, al menos, con una diferencia importante entre uno y otro. A pesar de eso supo disimular algunas ausencias y sumar, aunque está claro que la desazón leprosa se instaló porque no supo sacar provecho de la localía en los dos partidos consecutivos donde cosechó dos empates.

"Si recuperamos a los lesionados el equipo va a estar", sentenció Raggio en la conferencia de prensa del sábado minutos después de la igualdad en tres con Belgrano. Sin dudas que la lectura se acerca a la correcta porque en un fútbol argentino de mediana jerarquía Newell's cuenta con uno de los planteles más importantes y hasta concretó una inversión millonaria con la contratación de Nacho. Es cierto, después hay que ratificar la cuestión con hechos concretos y resultados.

Más allá de todo lo expuesto, lo cierto también es que la gente deberá acostumbrarse a que Raggio no es Martino. El Tata hizo historia, sacó adelante a un equipo en crisis, lo llevó a obtener un campeonato y a colocar a Newell's en la vidriera del mundo. Todos hablaban del Ñuls del fútbol exquisito. Y hubo acostumbramiento a eso, a disfrutar y deleitarse con el fútbol pregonado. Pero ya pasó y eso es difícil repetir. "Lo del Tata fue único y ahora es otra la historia", confió por lo bajo una voz importante de la entidad del Parque.

Berti, otro que dio sus primeros pasos en primera dirigiendo a la Lepra, llevó a Newell's al subcampeonato y eso fue letal para su imagen ante la gente. ¿Tenía todo para lograr el título? Sí, pero no pudo. Quizás un poco porque le faltó experiencia y otro tanto porque los jugadores no rindieron al nivel que lo hicieron con Martino. Y ahora tal vez lo hagan, o no (eso se observará con el paso de las fechas), en este nuevo ciclo. Por una cuestión lógica, los años pasan, hubo algunos cambios de nombres y lograr el funcionamiento que obtuvo el Tata no es tarea sencilla.

Hoy Carozo debe estar rogando que se detenga la racha de lesiones y pueda recuperar a sus soldados para armar el equipo que soñó durante el extenso receso. Esa es la misión principal para mantener a Newell's con un rol protagónico en el escenario del torneo. Pero, claro está, sin el fantasma de Martino detrás. Algo a lo que el hincha tendrá que mentalizarse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario