Edición Impresa

Raggio apostó fuerte y pasó una dura prueba

Muchas cosas hubo en juego anoche en el Coloso del Parque. Y una de ellas, ni más ni menos, la continuidad de su entrenador.

Domingo 26 de Octubre de 2014

Muchas cosas hubo en juego anoche en el Coloso del Parque. Y una de ellas, ni más ni menos, la continuidad de su entrenador. Con la derrota que se iba consumando, todo olía a sentencia juzgada, pero el empate agónico de Maximiliano Rodríguez dejó las cosas en suspenso hasta que apareciera por la conferencia de prensa. Por entonces, la salida de la gente sin mayores problemas ni broncas desmedidas del Coloso hacía presagiar un clima menos tenso que el vivido en toda la noche como para que se cuele un cimbronazo. Y efectivamente, no ocurrió. El entrenador se mostró sereno como nunca y desde el vamos aseguró que seguía. Tanto, que se mostró “con muchísimas esperanzas de volver a encontrar pronto un equipo competitivo”. Lo peor había pasado.

No fue fácil para Raggio la tarde-noche en el Coloso, obviamente. El mismo, que había presentado su renuncia tras la derrota en el clásico pero fue persuadido de continuar por la dirigencia, se había autoimpuesto el partido ante Godoy Cruz como límite a la reacción. Y Raggio sostuvo que la encontró, pese a que Newell’s estuvo al borde de la derrota.

Claro que Carozo no llegó a esta cita como un partido más. Jugado el todo por el todo, pateó el tablero de un esquema que parecía condición sine qua non para ejercer el cargo, de Martino para acá, y hasta excluyó a Lucas Bernardi, símbolo del mismo si los hay. Además, hizo debutar a dos pibes de inferiores, una apuesta que generalmente termina en fracaso en semejante contexto. Y aún con poco fútbol, su Newell’s mostró la actitud reclamada en el clásico y por eso tuvo esa última chance en los pies de la figura, la Fiera Rodríguez. Y se sintió respaldado.

“Con un sistema de juego nuevo y con algunos jugadores de inferiores incrustados en el primer equipo, vi que hubo reacción. Eso me hace tener muchísimas esperanzas de volver a tener un equipo competitivo ante Defensa”, empezó Carozo. “Estoy convencido de los jugadores que dispongo” y “tengo muchísimas fuerzas”, dejando claro que su continuidad era un hecho. Y agregó: “Estoy para tomar decisiones por el bien del equipo y estoy convencido de ellas”, dijo en relación a la exclusión de Bernardi. También a su inclusión en el complemento. “El es un buen pasador de pelotas y como vimos que Godoy Cruz no tenía volante derecho, creímos que tenía chances por ese sector”. Y también respecto al sistema: “Estuvo mucho más equilibrado pero hay que entrenarlo. Hubo una buena predisposición de todos para llevarlo adelante”.

“Yo nunca le pondría trabas al club”, expresó sobre por qué se puso plazos. Pero lo dicho, Raggio apostó fuerte tras el cachetazo del clásico y ayer, al menos, pasó su prueba más difícil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario