Edición Impresa

Quisieron robarle el auto frente a un paso a nivel, se resistió y le dispararon

Un hombre fue atacado por dos ladrones ayer a la madrugada en Felipe Moré y Junín. Recibió un balazo en la espalda pero ayer se recuperaba.  

Viernes 01 de Febrero de 2013

Un automovilista de 38 años fue baleado ayer a la madrugada mientras su vehículo estaba detenido frente a un paso a nivel de la zona oeste de la ciudad y dos jóvenes lo abordaron con intenciones de robo. Los delincuentes amenazaron a la víctima para que les entregara el auto, pero el conductor se negó y, a pesar de que les dio su billetera, le dispararon un tiro que le ingresó por la espalda. Al cierre de esta edición el hombre baleado se encontraba internado en el Hospital Centenario pero su vida, según una fuente policial, no corría peligro.

Ayer, alrededor de las 2 de la mañana, Marcelo Gaite se dirigía en su Fiat Siena color blanco a la casa de su madre. Cuando llegó al cruce de vías ubicado en Felipe Moré y Junín, en el límite de los barrios Industrial y Ludueña, detuvo la marcha del vehículo a raíz de que las barreras estaban bajas por el inminente paso de un tren de cargas.

En este contexto, mientras el auto estaba detenido, dos muchachos de entre 18 y 19 años aparecieron súbitamente en medio de la oscuridad y lo encañonaron. Uno se ubicó del lado del conductor y su cómplice se asomó por el lado del acompañante.

"Bajate del auto", gritó uno de los maleantes, pero Gaite se negó a hacerlo. "No se bajó porque tuvo miedo y entonces les dio la billetera para que no le hicieran nada", explicaba preocupada su esposa Adriana, ayer al mediodía, en el Hospital del Centenario.

Tres veces. Pero los ladrones no se conformaron con el botín y reaccionaron con ferocidad. Por ello, el que estaba del lado derecho del auto gatilló tres veces el arma pero no salió ningún proyectil. Entonces le sugirió a su cómplice que disparara él. "Dale, tirale vos". El otro joven no vaciló: abrió fuego y un tiro perforó la espalda de Gaite y atravesó el tórax.

Para ese momento, al parecer, el tren ya había pasado y las barreras se levantaron. Malherido, y con las pocas fuerzas que le quedaban, el automovilista puso primera y arrancó.

Según relató la esposa, los jóvenes intentaron darle alcance corriendo y persiguieron el auto unos metros hasta que decidieron dejarlo ir y se esfumaron.

 

Auxilio. Sin embargo, Gaite no pudo continuar manejando mucho más. Apenas alcanzó a recorrer no más de tres cuadras cuando volvió a detener su vehículo.

Entonces, algunos vecinos que observaron la escena decidieron acudir en su auxilio y así se contactaron con la policía y pidieron un móvil al Sies.

Un rato después, una ambulancia municipal trasladó a Gaite al Hospital Centenario, donde quedó internado en observación en la sala de guardia. "Al parecer, está fuera de peligro, pero estamos esperando que le realicen una tomografía para saber si (el proyectil) no le afectó algún órgano vital", comentaba ayer una hermana del automovilista.

La investigación del violento atraco está a cargo de la comisaría 12ª en cuya jurisdicción ocurrió el atraco. Al respecto, un vocero de esa seccional indicó que el vehículo estaba en esa dependencia policial para la realización de las pericias balísticas de rigor.

"Un tiro impactó en el asiento trasero. Queremos ver si en el orificio hay algún plomo", comentó el portavoz consultado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS