Edición Impresa

"Quiero demostrar que puedo jugar en Central", confesó el paraguayo Javier Correa

El atacante guaranní llegó a préstamo pero rápidamente emigró a Olimpia de Paraguay porque en el Canalla no tenía chances de jugar y debía estar seis meses parado.

Domingo 01 de Junio de 2014

Rosario Central recuperará un delantero cuando el plantel regrese a los entrenamientos para realizar la pretemporada. Se trata de Javier Correa, quien llegó a préstamo pero que rápidamente emigró a Olimpia de Paraguay porque en el Canalla no tenía chances de jugar y debía estar seis meses parado.

“Quiero demostrar que puedo jugar en Central”, dijo el atacante en diálogo con Ovación, directamente desde Paraguay, donde no pudo encontrar el ritmo futbolístico que fue a buscar. Es que jugó pocos minutos y eso es un punto en contra. Ayer sí actuó en la reserva y marcó los dos goles de su equipo en el 2 a 2 ante Cerro Porteño.

   Cuando Correa llegó a Olimpia el técnico era Ever Almeida, pero después de su primer partido (derrota 1-2 ante Rubio Ñu) el DT renunció. Su reemplazante fue el uruguayo Diego Alonso, quien “también me tuvo en consideración, pero no fue lo mismo”, tiró el ex Ferro, quien disputó un solo encuentro desde el primer minuto y en otros cuatro ingresó desde el banco.

   Hoy espera ansioso su retorno a Arroyito, con muchas ganas. “Estoy tachando los días”, dijo. Claro que en el medio está el análisis que hizo de su paso por Olimpia. “El balance es positivo por la sencilla razón de que en Argentina no podía jugar y acá estuve peleando un puesto todos los domingos. Vine a sumar minutos. Esperaba jugar más y hacer goles, pero todo suma. El nivel de la liga de Paraguay es inferior al de Argentina, pero en lo personal me ayudó a madurar. Ahora estoy ante el desafío que me espera en Rosario”, destacó Correa, quien no será el único punta que volverá poque también debe hacerlo Fernando Coniglio (de Sarmiento).

“Cuando firmé en Central las expectativas eran muchas. Ahora la ilusión es la misma o más grande todavía. Cuando uno llega a un club lo hace con la intención de triunfar y ojalá se dé”, agregó Correa.

   —¿Pudiste llegar a ver algo de Central?

   —No vi demasiado porque acá en Paraguay no todos los partidos se televisan. Igual fue muy bueno lo que hizo el equipo.

   —Habrá varias competencias por delante. ¿Eso les abrirá el juego a todos los futbolistas?

   —Creo que habiendo tantas competencias van a jugar los que mejor estén. Más allá de eso, Central volvió a donde siempre se sintió cómodo, que es jugar una copa internacional, y de nuestro lugar trataremos de hacer el mejor papel posible.

   —¿La ansiedad de volver es la misma que cuando firmaste, aun sabiendo que no ibas a poder jugar por seis meses?

   —Ahora es un poco mayor porque no hay tanto tiempo para esperar. Ya termina el préstamo con Olimpia y vuelvo con muchas ganas, para intentar demostrar que estoy a la altura y que puedo jugar en Central. Voy tachando los días y no veo la hora de empezar a trabajar con los muchachos.

   —¿La falta de competencia te hizo perder ritmo futbolístico?

   —Futbolísticamente estoy bien. Yo siempre quise jugar, pero la falta de fútbol me jugó un poco en contra. Cuando empiece la pretemporada con Central arrancaré de cero y Russo me dirá cómo estoy. En base a eso me tocará jugar o esperar en el banco.

   —¿Tuviste un contacto fluido con Russo?

   —Sí, tuvimos un contacto permanente y siempre se preocupó por saber si estaba bien y si me hacía falta algo. Siempre se lo agradecí porque es bueno para cualquier jugador que un entrenador le esté siempre encima.

   —No debe ser muy normal que un técnico esté tan pendiente de alguien que se fue a préstamo.

   —Es muy bueno y siempre me dio muchas ganas de demostrarle que no se equivocó conmigo. Toda la confianza que siento que él tiene en mí yo trataré de devolvérsela. Mi mayor objetivo no está acá en Paraguay, sino en llegar a Rosario y demostrarle al técnico que puede confiar en mí.

   —Es casi un hecho que Abreu seguirá seis meses más en Central. ¿Alguna sensación en particular por poder compartir plantel con el Loco?

   —Ojalá siga porque va a ser un placer compartir el plantel, pero sobre todo aprender al lado de un jugador de tanta experiencia y jerarquía. No siempre se da la chance de jugar al lado de este tipo de futbolistas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario