Edición Impresa

Quieren sumar policías retirados y cadetes al patrullaje de las calles rosarinas

El mensaje lo enviará a la Legislatura el gobernador Antonio Bonfatti y se espera que sea tratado en sesiones extraordinarias con el objetivo de seguir combatiendo la inseguridad. 

Sábado 29 de Marzo de 2014

El gobernador Antonio Bonfatti enviará a la Legislatura santafesina dos mensajes que prevén, en el marco de la ley de emergencia en seguridad, incorporar a los cadetes que hayan terminado el primer año del instituto de Seguridad Pública (Isep) y a efectivos retirados de la fuerza a la vigilancia y patrullajes de las calles. La idea es sumar de ese modo unos mil efectivos y responder a una demanda creciente en todas las localidades de la provincia: más presencia policial en las calles.

Según detalló el secretario de Seguridad Pública de Santa Fe, Matías Drivet, "en el marco de la ley de emergencia ya se había solicitado algo similar durante 2013, lo que permitió sumar 200 cadetes con primer año cumplido a la Policía Rural y otros 250 a la Policía Vial".

La idea del Ejecutivo es afectar al patrullaje de las calles a los cadetes de segundo año. "Se trata de personal que ya tiene un año de adiestramiento y que, de afectarse a estos servicios, entrarán en comisión y continuarán cursando las materias teóricas con la modalidad a distancia", indicó Drivet.

En relación a la incorporación de retirados, el funcionario detalló que el objetivo es impulsar un llamado a quienes voluntariamente quieran regresar a la fuerza y sumarse a tareas menos intensivas, como las custodias fijas de edificios públicos. "Ese tipo de guardias nos insumen mucho personal, y los retirados podrían hacerse cargo sin mayores inconvenientes", destacó Drivet.

Cabe remarcar que los policías retirados de la Santafesina oscilan los 55 años, una edad en la que la mayoría está activo para realizar estas tareas. Para tentarlos, el Ejecutivo ofrece abonarles un salario más un plus, que supera lo que están percibiendo como retirados. En esta situación hay unos 3 mil efectivos en toda la provincia.

Drivet destacó que para tomar estas dos importantes decisiones se tuvo en cuenta "la creciente demanda de personal que están reclamando todas las jurisdicciones, el pedido de mayor presencia policial en las calles y la merma en la capacidad operativa del personal que está en funciones en la actualidad".

En ese marco, el funcionario subrayó que "es importante" la cantidad de efectivos que están desarrollando tareas pasivas o tienen licencia por carpeta médica.

El armado. La ingeniería de estos dos pedidos que el Ejecutivo aspira a que sean tratados por la Legislatura en las sesiones extraordinarias, se terminó de pulir esta semana en reuniones que los legisladores del Frente Progresista mantuvieron con el ministro de Gobierno, Rubén Galassi.

Es que la inseguridad marca la agenda a fuego y la necesidad de dar respuestas a la demanda de la población obliga a buscar alternativas.

El proyecto de incorporar al patrullaje urbano a los cadetes de segundo año viene siendo fogoneado por el diputado radical Darío Boscarol, y logró consenso en los cónclaves con Galassi.

Es más, la idea ya había sido debatida entre los legisladores y el propio gobernador a principios de año. Según destacaron las fuentes consultadas, se trata de un plan "excepcional" que busca dar respuesta a la creciente inseguridad que golpea a las principales ciudades de la provincia: Rosario y Santa Fe.

Paralelamente, la provincia sigue adelante con un plan que tiene como objetivo profundizar el proceso de profesionalización de la policía. En ese marco, se detalló que el objetivo final es que cada cadete se forme en un área determinada, como será la investigación de los delitos complejos, la pertenencia a las áreas que hoy agrupa la División Cuerpos (más relacionado con el trabajo de seguridad en calle), la policía Vial, Rural o Científica.

Así, el gobernador aspira a que la Legislatura trate a la brevedad estos dos pedidos dentro de la ley de emergencia en seguridad, una norma que le permitió destinar más fondos, por ejemplo, a la compra de vehículos, armamentos y uniformes.

Comunitaria

El martes se abrirá la inscripción para quienes deseen incorporarse a la Policía Comunitaria. Los interesados deben tener entre 18 y 28 años, tener título secundario o polimodal completo. Se pueden anotar, de 13 a 16, en todos los centros de distrito o en www.isepsantafe.edu.ar. Hay tiempo hasta el 30 de abril.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS