Edición Impresa

"Queríamos mantener el origen pero sonar mucho más power", afirmaron Los Tekis

La banda decidió profundizar la línea en "Hijos de la tierra", pero esta vez con la idea de que artistas del rock y otros géneros se metan en canciones típicamente folclóricas.

Sábado 03 de Enero de 2015

Los Tekis regresaron al folclore. El grupo jujeño acaba de lanzar su nuevo álbum, "Hijos de la tierra", en el que participan Soledad Pastorutti, Pity Alvarez, Dread Mar I y Kevin Johansen, y en estas nuevas composiciones retoman la línea histórica del grupo tras el exitoso "Rock and Tekis". El combo formado por Sebastián López (primera voz, quena y charango), Juanjo Pestoni (batería), Mauro Coletti (vientos y coros), Pipo Valdez (vientos y charango), Walter Sader (guitarra) y Pucho Ponce (bajo) atraviesa una etapa de reconocimiento desde el lanzamiento de "Rock and Tekis". La banda decidió profundizar la línea en "Hijos de la tierra", pero esta vez con la idea de que artistas del rock y otros géneros se metan en canciones típicamente folclóricas.

"Rock and Tekis" incluía bellísimas versiones de clásicos del rock argentino en formato folclórico y carnavalesco jujeño. El álbum que contó con la participación de Miguel Cantilo, Manuel Quieto, Dread Mar I y la Bersuit tuvo una gran recepción, y el grupo recorrió el país con ese disco. Esa etapa se finalizó con la grabación de un lujoso DVD, donde el combo mezcla el rock con el folclore y a los rockeros se suman invitados folclóricos como los Chalchaleros, los Huayra, los Nocheros, Juan Carlos Baglietto, Coroico y los Rancheros.

En charla con la agencia Télam, el líder del grupo, Sebastián López, habló de las características del nuevo disco, aseguró que el público joven es muy "ecléctico" y dijo que Mercedes Sosa fue la gran precursora en juntar rock y folclore.

¿Qué querían hacer tras el disco anterior?

—Queríamos volver a hacer algo nuestro, como en su momento fue un desafío hacer "Rock and Tekis". Queríamos mantener el origen pero sonar mucho más power. Finalmente sonó muy bien.

¿Cómo arman las listas de invitados a los discos y a los shows?

—Elegimos a la gente para trabajar a veces porque somos amigos, comentamos las ideas con alguien y van surgiendo los llamados, las charlas. A las peñas de Tilcara, por ejemplo, fueron bandas de rock a tocar allá, y eso está buenísimo. Tenemos invitados variados, y vamos viendo cada quién para una canción distinta. Así están Kevin Johansen, Dread Mar I, La Sole... Cada canción tiene una marca personal para cada invitado.

¿Cómo es el vínculo con Soledad?

—Con la Sole hay una relación en el tiempo que se fue afianzando más y más y se dio una relación fluida donde nos encontramos. Charlamos que estamos haciendo y nos juntamos a guitarrear con ella y con los Nocheros.

¿Cómo se fue dando el acercamiento de los jóvenes al folclore en el interior?

—En el interior el público joven es muy ecléctico: hoy va a ver a Las Pastillas del Abuelo, mañana a nosotros y después se va a bailar cuarteto o cumbia. Los jóvenes se están volviendo a acercar al folclore de manera no forzada por una renovación, es algo que se fue dando naturalmente y eso está bueno. Es genial que los camerinos se hayan vuelto más abiertos, que entre nosotros podamos compartir y tener un espacio de referentes e ídolos. Para nosotros tocar con los Chalchaleros fue increíble, por ejemplo.

Ustedes fueron parte de la renovación folclórica, ¿cómo fue esa etapa?

—Nosotros éramos chicos y el Chaqueño ya era un peso pesado, era redifícil llegar a Cosquín, y que te invitaran a la fiesta de la Cacharpaya en Jujuy o Tucumán ya era un logro. Es algo que se fue dando generacionalmente, más allá de que Cosquín sigue siendo la gran vidriera del folclore.

¿A quién ves como precursor de reunir folclore y rock?

—Mercedes Sosa fue la precursora de juntar rock y folclore y de acercar a la gente joven a la música autóctona. Todo eso ayudó muchísimo y armó productos muy valiosos y necesarios. Nosotros simplemente retomamos la posta y cada cosa representa una partecita y nada más. Nosotros compartimos escenario con Karina y está buenísimo que pase eso.

Trabajan mucho con artistas jujeños, desde su ropa, los instrumentos y la escenografía y arte de tapa de los discos...

—Al arte de tapa le quisimos dar color por lo que tenemos en Jujuy desde la vestimenta, el paisaje y la Pachamama. Buscamos personalizar sonidos e instrumentos. Tenemos la suerte de tener un artesano que nos hace a medida las cosas. Laburamos con diseñadores también, pero tenemos siempre presente la esencia nuestra, las texturas típicas de Jujuy y del norte.

Carlos Vives dice que toda la música folclórica de la región está vinculada y que el eje transmisor es la Cordillera de los Andes. ¿Coincidís con ese pensamiento?

—Sí. Nuestro folclore y la cumbia, que es el folclore del resto, están vinculados, y la Cordillera es como el río, por donde corren estos ritmos. Hay cuestiones que todavía están atravesadas por la cultura negra, nuestra música está referenciada al carnaval, la Pachamama y la tierra. Esa es la apuesta de este disco, que es una mirada muy de adentro de Los Tekis. Además queremos que la gente conozca esto, para nosotros la Pachamama y el carnaval son algo común, y por ahí para otra gente no, y queremos que lo entiendan verdaderamente. Nadie puede querer lo que no conoce y eso lo vemos como algo fundamental.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario