Edición Impresa

Putin: "Washington intimidó tanto a otros países que nadie quiere a Snowden"

Escuchas ilegales. El presidente ruso se quejó del bloqueo del "topo" en Moscú desde el pasado 23 de junio, cuando llegó en avión desde Hong Kong. Responsabilizó a Estados Unidos.

Martes 16 de Julio de 2013

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, responsabilizó a Estados Unidos de la situación estancada del informante Edward Snowden, que se encuentra desde el 23 de junio en el área de tránsito del aeropuerto ruso de Sherémetievo, en Moscú.

"Han intimidado tanto a otros países que nadie lo quiere. Y de esa forma lo están bloqueando en nuestro territorio", dijo Putin al hablar ante un grupo de estudiantes en San Petersburgo. El joven espía de 30 años aterrizó en Moscú "sin invitación", aseguró Putin. Una afirmación que Washington no cree, por supuesto. "El no vino a nosotros, él estaba en tránsito con un pasaje para ir a otro país", aseguró Putin. "Fue un regalo, como en Navidad", agregó con ironía el líder del Kremlin, quien dejó de nuevo claro que le gustaría desembarazarse de Snowden. "Vino a nuestro territorio sin invitación, no era su destino final. Pero en el momento que estaba en el aire, nuestros socios estadounidenses de hecho lo bloquearon", aseguró. Los EEUU "han asustado a todos los demás países, nadie quiere llevarlo y de esa manera lo bloqueó en nuestro territorio", insistió Putin ante los estudiantes. Al ser preguntado qué es lo que va a pasar con el ex agente respondió: "¿Y cómo lo voy a saber yo? Se trata de su vida, de su suerte".

Putin le ofreció asilo a Snowden, pero con la condición estricta de que dejara de filtrar información a los medios, algo que el ex agente rechazó. Acto seguido, y asesorado por los abogados de WikiLeaks, Snowden presentó 23 pedidos de asilo en muy diversos países. Sólo tres respondieron afirmativamente: Venezuela, Nicaragua y Bolivia. Los tres países pertenecen al grupo "bolivariano" que lidera Caracas. Un cuarto país de este grupo, Ecuador, pareció acceder, pero luego se retractó, aduciendo problemas de documentación. Ecuador posee un intenso comercio exterior con Estados Unidos, del que recibe un trato arancelario preferencial.

Después de que Snowden saliera en un vuelo de Hong Kong y aterrizara en Moscú el 23 de junio, Estados Unidos desarrolló una intensa campaña de presiones para impedir que se le concediera asilo, sea en Rusia como en un tercer país. A su vez, impidió que siguiera volando, según subrayó ayer Putin, al anular su pasaporte estadounidense. Putin remarcó que la oferta de asilo que hizo a Snowden sigue en pie. "Las condiciones para un asilo político las conoce. Las recientes comunicaciones parecen indicar que de alguna forma ha cambiado su posición. La situación final no se ha esclarecido hasta el momento", comentó Putin, quien ha rechazado categóricamente entregar a Estados Unidos al informante. Washington lo espera con los grilletes listos: las graves acusaciones de traición y entrega de información secreta sobre seguridad nacional garantizan a Snowden una larguísima condena en Estados Unidos.

El ex agente, especialista en informática, dijo el viernes que iba a solicitar asilo en Rusia y con ello estaría aceptando las condiciones de Putin de no causar más daño a Estados Unidos con sus revelaciones. Como Washington le anuló su pasaporte estadounidense apenas pisó Rusia, Snowden está a la espera de documentación nueva —un salvoconducto o un pasaporte diplomático— que le permita seguir viaje a uno de los tres países latinoamericanos que le ofrecieron asilo. Ese viaje promete ser accidentado: Snowden teme que los países de paso, muchos aliados de Washington, le nieguen a su avión permiso de sobrevuelo, forzando su aterrizaje y posterior arresto ante un pedido de EEUU. El antecedente del presidente boliviano Evo Morales fue citado por Snowden en su conferencia de prensa en el aeropuerto el pasado viernes en Moscú.

Conducta poco clara.Pero, pese a lo dicho ese día, al momento Snowden no ha presentado la solicitud de asilo a Rusia y continúa en la zona de tránsito del aeropuerto de moscovita. La conocida activista de los derechos civiles Svetlana Gannushkina consideró "raro" que no haya sido presentada la solicitud de asilo, después de que el joven de 30 años lo anunciase ante la prensa y defensores de derechos humanos. "Comienza a parecer de alguna forma poco serio", dijo la experta en cuestiones de refugiados. "Hasta la fecha no he entendido la razón de ese encuentro" con la prensa, comentó por su lado Tanja Lokshina, de la organización Human Rights Watch (HRW). Probablemente se buscaba mostrar que Snowden se encontraba realmente en Rusia, dado que hasta ese momento no se lo había visto. "Desconozco por qué Snowden nos convocó y si él realmente fue el instigador del encuentro", dijo Lokshina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS