Edición Impresa

Puerto Norte tendrá un imponente complejo de once edificios sobre el río Paraná

Puerto Norte tendrá un imponente complejo de 11 edificios sobre el río. Se ubicará en un terreno de ocho manzanas con una inversión de 250 millones de dólares.

Domingo 04 de Agosto de 2013

El grupo TGLT anunciará el jueves al municipio el inminente inicio de las obras de un nuevo megaproyecto inmobiliario en Puerto Norte sobre un terreno de ocho manzanas. Con una inversión de 250 millones de dólares, se levantarán siete torres de hasta 23 pisos y 4 edificios más de 8 plantas en terrenos que pertenecieron a la Federación Cooperativas Argentinas (Faca) y Agricultores Federados Argentinos (AFA). Desde la Intendencia destacaron que la iniciativa permitirá ganar para el uso público 5,5 hectáreas de parques y paseos frente al río.

   La intendenta Mónica Fein recibirá en cuatro días a los ejecutivos de la desarrolladora inmobiliaria. En el Palacio de los Leones indicaron que los inversores, que ya están levantando el complejo Forum (también en Puerto Norte), anunciarán allí el inicio de esta nueva obra sobre la costa antes de que finalice el año.

   “Estamos a la espera de que haya novedades positivas sobre este emprendimiento. Se trata de una intervención de un impacto urbanístico notable por su escala y por los espacios que se ganan para el uso público”, destacó el secretario de Planeamiento, Pablo Barese, quien también estará presente en el cónclave.

   El funcionario confió a La Capital que, en los últimos meses, las áreas técnicas del municipio y de TGLT estuvieron intercambiando opiniones respecto al diseño y el mobiliario urbano de las 5,5 hectáreas de parques y paseos que sumará el proyecto.

   “El trazado de los espacios públicos y el material a utilizar son de primera calidad. Además se tendrán en cuenta para la parquización especies autóctonas litoraleñas y no exóticas, lo que facilita su preservación”, apuntó al respecto el subsecretario de Planeamiento, Eduardo González.

   El inicio de las obras ya se había anunciado a mediados de 2011. En agosto de aquel año el director de proyectos de TGLT, Francisco Jorge, había anticipado a este diario que la idea era lanzar una primera etapa de 53 mil metros con la edificación de los primeros cuatro edificios.

   Y estimó un total de 1.200 unidades habitacionales en las cuatro fases del proyecto, entre las que se incluían departamentos, oficinas y áreas comerciales. Incluso no se descartaba levantar un hotel en el predio.

   Luego, el proyecto incorporó al notable arquitecto Norman Foster, que sumó una serie de modificaciones a la iniciativa original. “Fue necesario enviar las reformas al Concejo porque, si bien no cambiaban las alturas máximas permitidas ni la superficie total a construir, había transformaciones importantes que requerían una norma complementaria que la avalara”, recordó Barese.

   “Todas estas cuestiones técnicas —señaló el secretario de Planeamiento— más algunos cambios societarios del desarrollador y hasta tal vez cierta incertidumbre económica demoraron el arranque de las tareas”.

   Ahora en la Intendencia se entusiasman con la posibilidad de que las obras comiencen antes de que finalice el año. “Es una opción que ojalá se concrete por el impacto urbanístico y económico que traerá aparejado para la ciudad”, reforzó Barese.

   De acuerdo al marco regulatorio aprobado en 2008 por el Concejo para la denominada Unidad de Gestión I de Puerto Norte, allí se podrán construir siete torres de hasta 23 pisos y 4 edificios de 8 plantas en terrenos que pertenecieron a Faca y AFA, luego adquiridos por la firma Servicios Portuarios y, en 2011, comprados por TGLT.

   La inversión estimada ronda los 250 millones de dólares, fruto de multiplicar los 120 mil metros cuadrados de superficie a edificar y el valor del metro cuadrado en la zona (al menos dos mil dólares).

   El titular de Planeamiento remarcó que se trata de la “última urbanización que queda pendiente de iniciarse en tierras privadas en Puerto Norte, cuyos usos fueron regulados por el Concejo”.

   El funcionario aclaró que “hay varias hectáreas pendientes de avanzar con su transformación en manos de la Administración de Bienes Ferroviarios (Adif) a la espera de que la Nación habilite su desarrollo urbanístico”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS