Edición Impresa

Protesta y traslados en la saturada comisaría 21ª

Fue la madrugada de ayer en la seccional de Arijón al 2300, donde según la policía hay 25 presos y según las familias hay 50

Sábado 21 de Diciembre de 2013

Unos 25 presos alojados en la comisaría 21ª, ubicada en Arijón al 2300, en la zona sur de la ciudad, intentaron fugarse durante la madrugada de ayer y al ver frustradas sus intenciones se amotinaron, quemaron colchones y exigieron ser trasladados a las unidades penitenciarias de Coronda y Piñero, según informaron fuentes policiales. Sin embargo, los familiares de los internos manifestaron que los alojados en el penal son unos 50 y que la protesta se debió a las condiciones infrahumanas en las que viven.

El episodio comenzó antes de la medianoche cuadno el personal de guardia de la seccional detectó el corte de algunos barrotes de las celdas y tras comprobar que no faltara nadie procedió a reforzar la custodia y dispuso volver a soldar los barrotes, "lo que enfureció a los reclusos, que se amotinaron, prendieron fuego a colchones y exigieron el traslado a los penales de Coronda y Piñero".

Sin embargo, familiares de los amotinados que pasaron la noche en la puerta de la seccional dijeron que "hay unos 50 presos en un lugar con capacidad para 17 y durante la madrugada se escucharon balazos". A los gritos, las mujeres se comunicaron con los internos y así supieron que había "presos golpeados".

Además, los familiares coincidieron con los policías en afirmar que "en la comisaría hace varios días que no hay agua", por lo que los internos no pueden asearse. Y aseguraron que los presos "se turnan para dormir porque están hacinados en un pequeño penal con un solo ventilador para los 50". Tras la solución del conflicto, sólo 4 detenidos cambiaron su lugar de reclusión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS