Edición Impresa

Protesta de peones rurales porque su propio gremio quiere cerrar 16 delegaciones

Cerca de un centenar de trabajadores de la Uatre del departamento General López se concentraron en la sede de Venado Tuerto

Jueves 09 de Mayo de 2019

Alrededor de un centenar de trabajadores de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) del departamento General López se concentraron en la sede venadense de Uatre, ubicada en San Martín y Maipú, para reclamar por el eventual cierre de al menos 16 delegaciones en el sur santafesino dispuesto por la gremial con sede en Buenos Aires y cuyo secretario general es Ramón Ayala, delfín político y sindical del fallecido Gerónimo "Momo" Venegas.

Advirtieron que podrían quedar mil trabajadores rurales santafesinos en la calle, y unos cien son del departamento General López.

Desde las primeras horas de ayer, decenas de trabajadores se hicieron presentes en forma pacífica llevando carteles en los cuales pedían "no al cierre de seccionales" y exigían "No queremos perder el trabajo". Además de las 16 delegaciones que podrían cerrarse en el sur santafesino, por no tener más de 100 afiliados, se estima que alrededor de 250 delegaciones del país correrían la misma suerte.

"Nos autoconvocamos todas las seccionales del Departamento General López en la delegación de Venado que es nuestra cabecera. Tenemos un problema, el secretariado nacional te pide más de 100 afiliados para que sigan funcionando las delegaciones y bocas de expendio, y hay localidades pequeñas que no llegan a ese número", explicaron los manifestantes en diálogo con medios de la región.

Pérdida de puestos laborales

Una de las delegadas de Amenábar, Rocío Ike, explicó que "por lo que sabemos extraoficialmente hasta ahora, de los 29 pueblos que somos en General López solamente quedarían 13 seccionales en pie. Las otras quedarían sin el secretario general y sin las chicas de las bocas de expendio. Eso significa que muchas personas quedarán sin sus puestos de trabajo".

En efecto en cada localidad existe una delegación compuesta por el secretario local de Uatre y una delegada de la obra social del sindicato denominada Obras Social del Personal Rural y Estibadores de la República Argentina (Osprera). Las personas afectadas no perciben más de 20 mil pesos mensuales en términos generales de todas las seccionales. Es decir que no parece deficitario para las arcas sindicales el abono de esos sueldos.

Para los manifestantes la situación es de incertidumbre total ya que —argumentan— de implementarse ese ajuste dispuesto el secretariado de Uatre con sede en Buenos Aires, en el departamento General López quedarían más de 100 personas sin trabajo, y más de 1000 en toda la provincia de Santa Fe. En realidad lo que buscan desde el gremio es concentrar las actividades en Venado y que todo pase por allí. Así se evitan el funcionamiento de otras 16 delegaciones ubicadas en distintos pueblos del departamento.

"Para tener una orden van a tener que viajar los kilómetros que haya desde la delegación hasta Venado para conseguir una autorización y eso no se justifica. Más aún en la situación que estamos atravesando", remarcó la delegada de Uatre seccional Chovet, Candela Sánchez, y agregó que hay muchas fuentes laborales que podrán perderse si prospera esta iniciativa.

Despidos

"No sólo las chicas de las bocas de expendio se quedarían sin trabajo, sino que nos quedaríamos sin representantes en cada pueblo. Eso sería terrible para los trabajadores. Yo no puedo entender cómo nuestros representantes del secretariado estén tomando esta decisión porque hay pueblos en los que es imposible llegar a los 100 afiliados que se pretende para no cerrar la boca", argumentaron al unísono los trabajadores que ayer protestaron en Venado.

Sandra Huber, delegada de la seccional de la localidad de Carreras, sostuvo: "Tenemos 67 cotizantes o afiliados, es decir menos de los 100 que pide el secretariado para no cerrar la delegación, pero son muchos más lo que se atienden con Osprera. Es imposible que un laburante tenga que venir a Venado Tuerto a pedir o autorizar una orden cuando esos trámites se hacen en los pueblos".

La delegada Sánchez de Chovet, localidad ubicada a unos 50 kilómetros de Venado Tuerto, sostuvo que "un trabajador no puede venir a buscar una orden a Venado Tuerto porque no le coinciden los horarios y aparte porque es de un costo enorme que no lo puede afrontar un laburante, que precisamente no gana mucho dinero".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});