Edición Impresa

Protección Civil coordinó un amplio operativo ante la crecida del río Paraná

Se relevó a familias en situación de riesgo. El Instituto del Agua estimó que los niveles serán más bajos que los previstos con anterioridad

Sábado 14 de Junio de 2014

Un amplio operativo coordinado por las autoridades de Protección Civil de la provincia se desarrolló durante la jornada de ayer en la zona de islas y en las localidades ubicadas desde la capital provincial hacia el norte. El objetivo fue relevar a las familias en situación de riesgo ante el anunciado incremento del nivel del río Paraná que, se espera, llegue a territorio santafesino durante la semana próxima.

Con menos tensiones a raíz del segundo informe emitido por el Instituto Nacional del Agua (INA), en el que los estimados máximos son menores a los anunciados a principio de semana, los agentes provinciales de los ministerios de Aguas, Desarrollo Social, Salud, Educación, la Dirección Provincial de Vialidad y la Agencia de Seguridad Vial, llevan adelante acciones tendientes a relevar las localidades costeras de los departamentos La Capital, Garay, San Javier y General Obligado.

Entre los trabajos se evalúa el estado sanitario de las poblaciones costeras e isleñas, de los centros de salud y educativos y se refuerza la seguridad y la asistencia de tránsito en las rutas 1 y 11, las más afectadas por el movimiento de personas y transportes de ganado.

"Hasta el momento los habitantes que recibieron asistencia lo hicieron a través de las juntas comunales o municipales de protección civil y se trata de habitantes de la zona de islas que, conocedores de los movimientos del río y del peligro que acarrea se están autoevacuando en virtud de las previsiones y alertas que se difundieron", explicó anoche a este diario el titular de Protección Civil, Marcos Escajadillo.

Durante la jornada de ayer se intensificó el relevamiento de los centros sanitarios para evaluar la existencia de vacunas y sueros antiofídicos. "Cuando ocurren estos episodios hay que garantizar la provisión de estos elementos y medicamentos específicos para dar respuesta a la gente ante la aparición de alimañas y serpientes", dijo Escajadillo.

"Hasta ahora no hay inconvenientes en ninguna población. Por el momento estamos en situación de alerta y trabajando en prevención para minimizar el impacto de la crecida del río pero hasta ahora no hay problemas significativos en la provincia", sostuvo y añadió que la reducción de las estimaciones de niveles del río realizadas por el INA "traen cierta tranquilidad".

El funcionario alertó a la población que se movilice con precaución por las rutas del norte provincial. "Hay un importante desplazamiento de transporte de ganado y vehículos de distinto porte que transitan por la ruta 1, 11 y transversales. A su vez hay ganado en la zona de banquinas lo que aumenta considerablemente la posibilidad de que ocurran accidentes". "Quienes se desplacen desde Santa Fe hacia el norte deben salir con tiempo suficiente, circular con extrema precaución y a las velocidades establecidas para cada tramo y atentos a las eventualidades que puedan presentarse durante el viaje", recomendó.

Otras provincias. Al cierre de esta edición las autoridades de Chaco se preparaban para evacuar a unas tres mil personas por la crecida del río Paraná, que a la tarde de ayer alcanzó los 6,28 metros en Puerto Barranqueras y en cuestión de horas estiman que superará los 6,50, marca prevista para dar inicio formal al operativo de evacuación de zonas en riesgo.

Los habitantes a trasladar a zonas seguras pertenecen a los municipios de Isla del Cerrito, Margarita Belén, Colonia Benítez, Puerto Barranqueras, Puerto Vilelas y Basail. En esas últimas dos también movilizaban unas 20 mil cabezas de ganado vacuno que pastaban en zonas bajas próximas al valle de inundación del Paraná.

Según estimaciones oficiales, el pico de la creciente llegaría entre el domingo y el lunes, con una marca de 7,50 a 8 metros en Barranqueras. El mismo pico afectaría a las poblaciones costeras de Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe, mientras que Buenos Aires dispuso el alerta para la zona comprendida entre San Nicolás y San Fernando. En Misiones y Formosa los ríos Paraná e Iguazú comenzaron a bajar durante la jornada de ayer.

En la ciudad de Santa Fe, en tanto, el río mantiene por segundo día consecutivo un nivel "estacionario", y los informes elaborados por el Centro de Informaciones Meteorológicas de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Universidad del Litoral prevén recién para el 25, 26 o 27 de junio el pico máximo de la crecida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario