Edición Impresa

Prorrogaron la prisión preventiva del acusado de un crimen en Baigorria

Laureano Francisco Goria, el joven de 25 años que está procesado por el crimen a escopetazos de Matías Podova, un adolescente de 17 años que en noviembre de 2013 fue atacado en su casa Granadero Baigorria...

Miércoles 06 de Abril de 2016

Laureano Francisco Goria, el joven de 25 años que está procesado por el crimen a escopetazos de Matías Podova, un adolescente de 17 años que en noviembre de 2013 fue atacado en su casa Granadero Baigorria, continuará en prisión a raíz de que una camarista penal ratificó la prórroga de la prisión preventiva que le había impuesto el juez de Sentencia que se deberá pronunciar sobre el caso.

El 8 de noviembre de 2013 una serie de llamados al 911 alertaron sobre violentos incidentes entre los integrantes de dos familias vecinas. Los Goria, que residían en La Cautiva al 1600, donde tenían un taller de reparación de motos; y los Podova, domiciliados a la misma altura por la avenida Santa Fe, en Granadero Baigorria.

Días antes las dos familias habían compartido un cumpleaños en la localidad de Villa La Ribera, sobre la margen izquierda del río Carcarañá. Las razones fueron explicadas de diversas maneras por los protagonistas. De un lado acusaron a la otra parte de un robo y de haberse enriquecido vendiendo droga y dólares truchos. Del otro lado la denuncia cruzada colocó la excusa a partir de una pelea callejera en el ámbito de la fiesta de cumpleaños del 1º de noviembre en La Ribera. También se habló de hechos de indignación a partir de violencia doméstica a un lado y robo de motos al otro.

Cerca de las 18 de ese día, en casa de los Podova, Daniela F. estaba junto con sus hijos Jorge, de 19 años; Matías, de 17; Pablo, de 10, y Carla, de 8. Según las declaraciones de los sobrevivientes, Goria acompañado por los apodados "Triclón", "Murdok" y el hermano de éste, conocido como "El polaco", atacaron a sangre y fuego la vivienda desde el frente matando a Matías Podova, quien entonces tenía 17 años.

En agosto de 2014 Goria fue procesado por la entonces jueza de Instrucción Patricia Bilotta por el delito de homicidio. Los testimonios citados por la magistrada exponen que aquel día la casa fue tomada por asalto y con ferocidad con disparos de una escopeta y un revólver. En ese marco Matías fue primero herido y luego rematado en el piso con un disparo en el pecho mientras yacía en el interior de la casa; y su hermano Pablo recibió perdigonadas en el abdomen que lo dejaron malherido.

Con las vainas. De los atacantes sólo Goria fue detenido pocas horas después del hecho cuando su madre, Gladys Noemí Ramírez, ya estaba internada en el hospital Eva Perón con una puñalada en el abdomen. En el bolsillo de su pantalón la policía le incautó cuatro vainas servidas calibre 32.

La causa fue girada al juez de Sentencia Edgardo Fertitta y en noviembre pasado decidió prorrogar la prisión preventiva de Goria. También rechazó la posibilidad de atenuar la detención, a raíz de un dictamen médico, según Adrián Ruiz y José Ferrara, sus defensores, que indicaba que tenía un cuadro de angustia profunda.

Los letrados apelaron la decisión de Fertitta y la camarista Georgina Depetris decidió confirmar las dos resoluciones del juez de Sentencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario