Edición Impresa

Proponen un reparto del fondo sojero que sea "más equitativo"

Piden reparar injusticia. Del actual porcentaje distribuido, las ciudades que más se benefician son Rosario y Santa Fe, que casi no tienen superficies sembradas. 

Lunes 27 de Octubre de 2014

Con el propósito de lograr mayores recursos para los municipios y comunas santafesinas, la diputada provincial y vecina de Chabás, Miriam Cinalli, volvió a la carga con un proyecto tendiente a modificar la distribución del denominado fondo sojero que fue creado hace un tiempo por la Nación a fin de financiar obras públicas.

De prosperar la iniciativa el gobierno provincial debería destinar la mitad del total percibido a las administraciones locales, que actualmente reciben el 30 por ciento siendo las ciudades de Santa Fe y Rosario las más favorecidas, quienes prácticamente no poseen superficies sembradas de soja.

"Se trata de un reparto totalmente injusto que es necesario modificar porque con el actual esquema los distritos que más aportan en concepto de retenciones son los que menos perciben", explicó Cinalli. Y en esa misma línea confió en el acompañamiento de sus pares para lograr la aprobación del proyecto aunque, de ser así, también necesitará el visto bueno de la Cámara de Senadores para convertirse en ley.

Planteo reiterado.La diputada había presentado la misma propuesta en 2012, pero al no ser tratada perdió estado parlamentario, por lo que ahora busca correr mejor suerte. "Sería un acto de equidad instrumentar lo planteado puesto que en la actualidad el 83 por ciento del total se lo queda el gobierno provincial, Rosario y Santa Fe, mientras que sólo el 17 por ciento va a las arcas del resto de las localidades", sintetizó Cinalli.

Para obras de mejoras.El gobierno nacional creó en 2009 el Fondo Federal Solidario con el objetivo de financiar a través de las provincias obras que contribuyan a la mejora de la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial en ámbitos urbanos y rurales con la prohibición de ser utilizado para gastos corrientes.

Para ejemplificar la inequidad a la cual se ven expuestas las poblaciones agropecuarias, Cinalli remarcó que entre todas las poblaciones del departamento Caseros la suma percibida el año pasado fue de 5.425.000 pesos, lo que representa un 2,17 por ciento del total, cuando, según las estimaciones, volcó aportes por 935 millones de pesos.

La legisladora además puntualizó que "de un total de 832.500.000 pesos recibidos por la provincia el Poder Ejecutivo se queda con 582.500.000 pesos y envía a municipios y comunas sólo 250 millones".

Interior productivo."Estos datos revelan la fenomenal transferencia de fondos desde localidades del interior productivo a los gobiernos nacional y provincial y grandes ciudades como Rosario y Santa Fe", insistió Cinalli, para agregar que "con las ínfimas sumas que retornan de los aportes que realizan sectores como el agropecuario se condena a estas poblaciones a renunciar a la posibilidad de concretar obras de infraestructura como cloacas, pavimento, mejoramiento y estabilizado de caminos rurales y desagües pluviales, entre otras obras".

Asimismo indicó que a esta situación "se suma que en las últimas décadas se generó un proceso de transferencia de responsabilidades sin recursos en áreas como educación, salud y seguridad pública".

La diputada instó al resto de los legisladores a respaldar su iniciativa "teniendo en cuenta que hace algunas semanas —recordó— se incorporó a Rosario y Santa Fe al Fondo de Obras menores para subsidiar el transporte.

"Aprobar esta ley sería ser equitativos y solidarios con localidades más pequeñas y generalmente postergadas", culminó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario