Edición Impresa

Procesaron por tenencia de drogas a un muchacho implicado en un homicidio

César "Ojudo" T. cayó a fines de diciembre cuando llevaba dos kilos de pasta base. Además está acusado por la muerte de Gustavo Serra.  

Viernes 11 de Enero de 2013

César Aron T., conocido como Ojudo y detenido bajo la acusación de ser el autor intelectual del asesinato de Gustavo Serra un mes atrás en una cochera de Maipú al 800, fue procesado por un juez federal por tenencia de estupefacientes para fines de comercialización. Germán Mahieu, abogado del joven, anunció que apelará la resolución.

Ojudo fue detenido el 22 de diciembre por efectivos de la ex Drogas Peligrosas cuando, a bordo de un Volkswagen Fox, se movilizaba por avenida San Martín y Circunvalación. En el baúl del auto, según quedó asentado entonces en el acta policial, llevaba 2 kilos de pasta base, materia prima para elaborar la cocaína, y unos pocos litros de precursores químicos, lo que abrió sospechas acerca de que manejaba una cocina de drogas.

Al ser indagado por el juez federal Marcelo Bailaque, Ojudo negó la imputación y sostuvo que no llevaba droga de ningún tipo en el auto cuando lo interceptaron. Sin embargo, el magistrado le impuso la figura de tenencia de drogas para comercialización y el abogado Germán Mahieu señaló que apelará la resolución judicial porque "no hubo una pesquisa previa seria", según dijo a La Capital.

Fotos viejas. El letrado indicó que en el expediente "solamente hay fotos del imputado, sacadas desde hace dos o tres meses en domicilios de Villa Gobernador Gálvez, pero en realidad no se sabe exactamente cuáles son esos lugares. Además, en otra foto aparece mi cliente en la calle intercambiando una bolsa de consorcio con el conductor de un Fiat Duna de color negro pero no se sabe cuál es el contenido de la bolsa", sostuvo Mahieu.

No fueron las únicas objeciones que planteó el abogado. También refutó las sospechas de que Ojudo manejara una cocina de drogas. "La policía dijo que la pasta base era para elaborar cocaína, pero el allanamiento que realizaron a mediados de diciembre en una casa de Colón al 3800 (donde vive la familia de César Aron T.) tuvo un resultado negativo. No secuestraron balanzas de precisión ni elementos para elaborar estupefacientes", señaló el letrado.

Contra los policías. En un tramo de su resolución, el juez Bailaque "sostuvo que César T. comercializaba droga para gente selecta pero esas personas no fueron identificadas" por los agentes antinarcóticos, según agregó Mahieu. Y cuestionó además que "parece inverosímil el relato que hicieron los efectivos acerca de la detención de Ojudo. Dijeron (por los policías) que mi cliente intentó escaparse pero se detuvo por el semáforo en rojo. Eso ofende al tribunal. Porque si una persona quiere fugarse va a hacer caso omiso a un semáforo en rojo", afirmó el abogado.

En otra parte de su fallo el juez Bailaque menciona como prueba surgida de la pesquisa policial otro encuentro en el cual hay intercambio de "drogas". Dice que "un joven de 25 a 30 años, delgado y narigón que se moviliza en un Crevrolet Astra rojo (dominio FON726) fue visto por los uniformados cuando intercambiaban bolsas y paquetes con otro automovilista en un lavadero de Villa Gobernador Gálvez, pero no se precisa si esa persona es nuestro cliente", sostuvo Marcos Cella, codefensor de Ojudo. Y, en ese sentido, Mahieu anunció que pedirá que se instruya una causa a los policías intervinientes en la investigación por "el presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS