Edición Impresa

Procesaron por fraude al jefe comunal electo de San Gregorio

Lo acusan de ceder en 1991, cuando presidía la gestión local, el servicio público de cable a un privado. A éste también lo alcanza el fallo judicial.

Martes 26 de Noviembre de 2013

El recientemente electo presidente comunal de San Gregorio, Roberto "Vasco" Alberdi, fue procesado por el presunto delito de defraudación en perjuicio de la administración pública, por ceder en 1991, durante su anterior gestión al frente de la comuna, la explotación del servicio público de televisión por cable, en beneficio exclusivo de un privado.

A partir de una auditoría, la Justicia halló elementos para dictar no sólo el procesamiento de Alberdi sino de su favorecido y supuesto titular del emprendimiento, Raúl Antonio Bidone, quien al momento de la cesión se desempeñaba en la comisión controladora de cuentas de la comuna.

En tanto, la magistrada interviniente del Juzgado de Rufino, Lorena Garini, ordenó archivar el expediente en cuanto a la situación de Osvaldo Carminatti, un tercer involucrado en la causa iniciada a partir de una denuncia radicada en 2007 en la Fiscalía 9, por su fallecimiento.

En otro tramo del fallo, la jueza dictó la falta de mérito para Alberdi y Bidone en cuanto a la imputación que también se les radicó por falsificación de instrumento público, lo cual no quedó demostrado en la investigación.

De todos a sólo una mano. El servicio de cable público de San Gregorio fue creado en la década de los 80, gracias al aporte de fondos comunales y de donaciones de los vecinos. Pero en 1992, cuando estaba al frente de la administración de la localidad, Alberdi dispuso ceder la explotación del servicio a favor de Raúl Antonio Bidone, quien por ese entonces se desempeñaba como integrante de la comisión controladora de cuentas local.

"Desde ese momento el cable pasó a desarrollarse como actividad privada de Bidone, que lo llamó Cablevisión del Bicentenario, y de allí la denuncia que se hizo en 2007 por administración fraudulenta de la administración pública. Es así como el año pasado, a través de una pericia judicial, quedó establecido que todos los elementos técnicos y la infraestructura del servicio se compraron con fondos comunales y donaciones de los vecinos", explicó a FM Rufino el asesor legal de la actual gestión local, Martín Chasco.

El funcionario comentó que "recién a partir de 2006 o 2007, la empresa a pagar la tasa comunal por utilización del espacio aéreo. Salvo esto, ni Bidone ni Alberdi han pagado nada a la comuna por la explotación . Mientras tanto, en estos más de 20 años los vecinos vienen pagando un abono mensual del que tampoco se ha visto nada en la comuna".

Embargo irrisorio. Lo llamativo en este caso es la sanción impuesta por la magistrada Garini a los dos procesados: "trabar embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de diez mil pesos", reza el dictamen. "Ese monto está muy por debajo del beneficio económico que han tenido en estos 20 años", consideró Chasco.

Alberdi se desempeñó como presidente comunal de San Gregorio hasta 2003, cuándo la administración cayó en manos de otro peronista, Fernando Tarditti, cuya gestión fue la que denunció las irregularidades con el servicio de cable.

Ahora reelecto, Alberdi "no tendría en principio problemas para asumir en diciembre, aunque la situación se está analizando. Un procesamiento no es lo mismo que una condena, aunque es un elemento a tener en cuenta sobre quién va a encabezar la comuna" , remató el actual asesor legal de la administración local.

La comidilla política

El “Vasco” Alberdi es un reconocido militante peronista de San Gregorio que gobernó esa localidad durante varios períodos sucesivos, hasta que en 2003 perdió frente a su enemigo íntimo, Fernando Tarditti (también justicialista), a quien volvió a derrotar en las últimas elecciones.

El perfil de Alberdi es el del típico peronista cercano a las clases populares. Pese a ser en la zona un reconocido productor agropecuario, es un ferviente kirchnerista de paladar negro a diferencia de su oponente, que históricamente se vinculó al reutemismo o a los sectores más liberales del peronismo, si bien últimamente se había distanciado.

Los adeptos al Vasco le quitan dramatismo a su procesamiento, mientras los seguidores de Tarditi lo celebran. Y hay quienes observan con suspicacia que la Justicia se tomó seis años para resolver, justo después de las elecciones generales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS