Edición Impresa

Procesan a un director técnico de fútbol infantil

Mientras las autoridades locales buscan apuntalar políticas que consoliden al deporte infantil como un acto recreativo donde se priorice lo lúdico, ayer se conoció que un director técnico de fútbol...

Jueves 11 de Abril de 2013

Mientras las autoridades locales buscan apuntalar políticas que consoliden al deporte infantil como un acto recreativo donde se priorice lo lúdico, ayer se conoció que un director técnico de fútbol para chicos quedó al borde de un juicio acusado de balear a un padre tras un partido. El grave hecho ocurrió en noviembre de 2011 en un club de Dorrego 4925 y disparó el debate respecto del rol de los adultos en la etapa formativa de los menores.

Un día después de que la Municipalidad de Rosario lanzara el proyecto para la Unificación de Criterios para el Deporte Infantil, el juzgado de Instrucción Nº 9 de Rosario resolvió la situación de un hombre que desató su furia con un arma de fuego en un espacio repleto de niños (había cerca de 200 personas entre público y familiares) que acababan de disputar un partido de fútbol.

El pasado 11 de noviembre de 2011, en las canchitas de Deportivo Dorrego, y en horas de la noche, se disputó la final de la liga Ardity de las categorías 1999 (nenes de apenas 12 años) de los equipos de Deportivo Rosario y Agrupación Santa Teresita Sur.

El partido terminó 1 a 1, pero en la definición por penales resultó campeón Santa Rita Sur. De inmediato se desataron los incidentes. Según los testimonios acumulados en el expediente judicial, habría sido una mujer la que originó la reacción del resto de los presentes al pegarle una cachetada al arquero del equipo campeón (ver aparte).

Lo cierto es que de un lado y del otro comenzaron los insultos, las agresiones físicas, las corridas y hasta hubo sillas arrojadas al aire convirtiendo el lugar en un campo de batalla. De acuerdo al relato de los testigos, todo se precipitó cuando se escucharon al menos tres detonaciones de arma de fuego.

En ese momento, varias personas identificaron al técnico de Santa Teresita, Carlos C., de 35 años, y padre de uno de los jugadores, como quien empuñaba un arma. Después se supo que el hombre tuvo una discusión con el tío de un chico de Deportivo Rosario, Daniel Adler, de 41 años, quien intentó mediar en una disputa que el primero mantenía con uno de los jugadores.

 

"Vos sos guapo". "Te voy a cagar a tiros", fue la frase que usó el técnico antes desenfundar el arma y herir de gravedad a Adler, según contó su concubina. Cuando la víctima se repuso —debieron extirparle un riñón— relató en Tribunales que el agresor lo amenazó: "Así que vos sos guapo, y ahí nomás tiró".

Lo concreto es que después de las declaraciones de padres, árbitros y varios testigos, el juez entendió que hay un grado de sospecha cierto de que Carlos C. fue el autor de los disparos.

"Se han reunido elementos de convicción suficientes como para comprender que C. es autor penalmente responsable del delito de lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego", sostuvo Beltramone al dictar el procesamiento, en el cual también le impuso al imputado un embargo de 10.000 pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS