Edición Impresa

Procesan al conductor que mató a un nene de seis años en Paraná

La jueza de Instrucción Marina Barbagelata denegó el pedido de la defensa para que el temerario automovilista quede en libertad. Silvio Díaz quedó acusado por homicidio simple. Ebrio y drogado, atropelló al chico y a su hermano cuando entraban a la escuela.  

Miércoles 02 de Julio de 2014

La jueza de Instrucción de Paraná, Marina Barbagelata, procesó bajo la figura de "homicidio simple y lesiones graves" a Silvio Ramón Díaz, el hombre de 40 años que el 6 de junio pasado atropelló y mató a un nene de seis años y le provocó graves lesiones al hermanito de éste, de 11, cuando ingresaban a la escuela Del Centenario de Paraná. La magistrada además rechazó el pedido de excarcelación de la defensa del temerario conductor, quien incluso confesó que aquella trágica mañana manejaba bajo los efectos de drogas y alcohol, como demostraron las pericias.

Díaz, que se encuentra detenido en la Unidad Penal Nº 1 de la capital entrerriana, está acusado por atropellar y matar a Juan Manuel Martínez Zurbano, de seis años, y por causarle graves lesiones al hermano de éste, Santiago, de 11 años. Aquel viernes, pasadas las 7.30 de la mañana, el hombre continuaba celebrando su cumpleaños cuando cruzó dos semáforos en rojo a alta velocidad sobre la avenida de la Alameda, realizó una maniobra brusca para esquivar un auto que salía de una cochera y volvió a su carril, luego chocó contra varios vehículos y, finalmente, volcó su Volkswagen Voyage.

En ese derrotero atropelló a los hermanitos que recién bajaban de un remís para ingresar al establecimiento escolar. Juan Manuel murió minutos después en la ambulancia que lo trasladaba al hospital materno infantil San Roque.

En este mismo hospital operaron más tarde a Santiago, quien sufrió una fractura expuesta en su pierna izquierda. Díaz resultó ileso y los padres y testigos del hecho casi lo linchan mientras era retirado del lugar. Tras someterse a las pericias, quedó detenido en la alcaidía de los Tribunales de Paraná, imputado por homicidio y lesiones graves.

Declaración. Barbagelata le tomó declaración el pasado 23 de junio y el acusado reconoció ante la jueza haber bebido en exceso y consumido cocaína. Sin embargo, dijo no recordar que los semáforos que pasó estaban en rojo, ni por qué hizo las maniobras que desencadenaron la tragedia. No permitió que la Fiscalía ni la querella le hicieran preguntas, por lo que sólo se limitó a esos hechos y a detallar algunas circunstancias a pedido de la jueza. En este contexto su defensa solicitó la excarcelación, que ahora le fue denegada.

Esta indagatoria junto a las pericias del hecho y las practicadas al acusado, y testimonios de numerosos padres y vecinos que estaban en el lugar, la titular de Instrucción dictó el procesamiento por homicidio simple, una figura inusual en este tipo de casos que generalmente se caratulan como culposos, y por ende tienen una condena menor. Corina Beisel, abogada de Díaz, adelantó que analizará los argumentos del fallo del procesamiento para evaluar si corresponde o no interponer un recurso de apelación.

Por otra parte, la profesional remarcó que "de parte de la familia de Díaz se quiere hacer saber que el hombre está muy arrepentido por las consecuencias de su accionar, que tuviera tan trágico resultado". Cabe recordar que en su declaración indagatoria, Díaz no sólo reconoció sus excesos sino que hizo referencia al dolor que siente por la muerte del chico, el dolor que deben sentir los padres y pidió perdón.

El abogado querellante, Marciano Martínez, expresó a Elonce TV que está "muy conforme" con la medida y agregó que "era lo esperado". Estamos hablando de un hecho muy concreto. La jueza lo califica como homicidio simple. Es decir hay dolo, supongo que puede ser eventual", remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS