Edición Impresa

Primer acuerdo por Siria: evacuarán una ciudad sitiada por el régimen

Desde hoy, mujeres y niños deberían poder abandonar Homs, bajo asedio desde hace un año. Faltan alimentos y medicinas. Se avanza en un intercambio de prisioneros.  

Lunes 27 de Enero de 2014

Los representantes del régimen sirio y de la oposición armada reunidos en Ginebra llegaron a un primer acuerdo: las tropas del gobierno sirio permitirán la evacuación de civiles de la ciudad de Homs, que someten a asedio desde hace un año. La falta de alimentos y medicamentos se ha vuelto crítica para los habitantes, que además padecen los bombardeos de las tropas del régimen.

   El positivo anuncio corrió por cuenta del mediador de la ONU, Lakhdar Brahimi, a cargo de las difíciles negociaciones. Las partes en conflicto, que negocian desde el sábado en forma directa en la sede de la ONU en Ginebra, acordaron que mujeres y niños podrán abandonar a partir de hoy el casco antiguo de Homs, informó Brahimi en conferencia de prensa. Otros civiles “se irán poco después”, prometió el mediador. “Ellos (por el gobierno) quieren una lista con los nombres de los civiles, para asegurarse de que no sean combatientes armados” los que salgan.
  Fuentes de la oposición temen que los hombres no reciban el salvoconducto para salir de Homs, totalmente rodeada por las tropas del régimen de Bashar Assad. Desde hace más de un año la ciudad prácticamente no recibe alimentos ni medicamentos. El mediador internacional indicó asimismo que ambas partes debatían la entrega de ayuda de emergencia para las personas que pasan hambre en Homs. Siria está atravesando la etapa más cruda del invierno.
  Brahimi dijo que el régimen exigió a la oposición que entregue una lista con opositores que se encuentran en manos de grupos paramilitares del régimen en todo el país. Esto abriría el paso a otro avance: el intercambio de prisioneros. Ayer, los representantes de los bandos enfrentados se reunieron en una misma sala, pero en mesas separadas. Los delegados le dirigían siempre la palabra a Brahimi, que mediaba entre ambos grupos. El veterano diplomático argelino debe hacer malabarismos para mantener la negociación en pie. Ayer se lo notó cansado cuando habló con la prensa. Brahimi pidió compresión por los lentos avances del proceso, el primero cara a cara que celebran ambas partes desde el estallido del conflicto en marzo de 2011, y advirtió que actuar con precipitación sólo podría provocar daños. “Esto es mejor que ir rápido. Si se corre, se puede ganar una hora y a la vez perder una semana”, graficó.
  Las negociaciones de paz comenzaron el viernes en Ginebra y tienen como objetivo poner fin al conflicto, que ya lleva casi tres años y se cobró la vida de más de 130.000 personas. La entrega de suministros a Homs y el intercambio de prisioneros eran los temas que Brahimi planeaba acordar lo más rápido posible. Los representantes del gobierno desean un acuerdo sobre el acceso de las agencias humanitarias a las ciudades sitiadas antes de negociar el intercambio de prisioneros.
  Las delegaciones de ambas partes presentaron listas con miles de nombres de presos, rehenes y desparecidos. De llegar a un acuerdo, sería el primer intercambio entre Assad y los rebeldes que se alcanzaría desde el inicio del conflicto. Algunos opositores aseguran que más de 100.000 civiles han sido arrestados por las fuerzas del régimen desde marzo de 2011 cuando comenzaron las protestas contra el régimen, pero otros llevan esa cifra hasta 200.000 detenidos. Muchos han sido asesinados y torturados, según demostró un reciente informe basado en 50.000 fotos tomadas por forenses de 11.000 prisioneros del régimen muertos por torturas, hambre o ejecutados.
  Se espera que hoy las dos partes comiencen a debatir la formación de un gobierno de transición, un requerimiento clave del marco de paz fijado en el documento Ginebra I acordado por Rusia y Estados Unidos pero muy resistido por el régimen de Assad.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS