Edición Impresa

Preventiva para un conductor ebrio que mató a tres jóvenes

El fatal siniestro ocurrió en Paraná. Le imputan triple homicidio imprudente, doblemente calificado. La camioneta iba a no menos de 100 kilómetros en la ruta 32.  

Miércoles 12 de Noviembre de 2014

Un joven conductor de una camioneta, que embistió contra un automóvil y mató a tres jóvenes en Paraná el domingo pasado, quedó alojado en la cárcel de Paraná, con prisión preventiva por 15 días. Además, la Fiscalía le imputó el delito de triple homicidio imprudente doblemente calificado. Asimismo, se comprobó que el joven conducía alcoholizado.

En la audiencia de formulación de cargos, los fiscales Ignacio Aramberry y Gervasio Labriola plantearon el grave hecho que le imputan a Aníbal G., de 22 años, ocurrido en la ruta provincial 32 de Entre Ríos en la madrugada del domingo, y que le costara la vida a los hermanos Matías y Cintia Rodas, de 22 y 18 años, y a Héctor García, de 22.

La calificación del delito se debe, según explicaron los representantes de la acusación pública, a la conducción antirreglamentaria del vehículo y a la cantidad de víctimas fatales.

Alcoholizado. Además, el informe clínico de alcoholemia confirmó que Aníbal G. conducía con una alta graduación de alcohol en sangre. Asimismo, una de las pericias accidentológicas pudo determinar que el conductor de la F-100 iba a no menos de 100 kilómetros por hora, según informaron los fiscales.

El imputado por el grave choque había sido detenido por la policía en el lugar del hecho y alojado en la Fiscalía, y luego fue derivado a la Unidad Penal Nº 1 de Paraná, ya que desde el Juzgado de Garantías se hizo lugar al pedido de los fiscales, para que el joven permanezca detenido durante 15 días, hasta tanto se avance en la investigación con las medidas que restan.

Una vez cumplido el plazo, los fiscales analizarán si solicitarán la extensión. El conductor es un trabajador agrario de la zona de Viale, en Entre Ríos.

Recordado caso. El reciente hecho ocurrido en Paraná recordó una situación que también sucedió en esa ciudad, y conmovió a la toda la sociedad entrerriana. Ocurrió el 6 de junio pasado, cuando Silvio Ramón Díaz, un hombre de 40 años, atropelló con su vehículo y mató a un nene de seis años, aemás de provocarle graves lesiones al hermanito de éste, de 11, cuando ingresaban a la escuela Del Centenario de Paraná.

Por ese suceso, la jueza de Instrucción de Paraná, Marina Barbagelata, lo procesó bajo la figura de "homicidio simple y lesiones graves". La magistrada además rechazó el pedido de excarcelación de la defensa del temerario conductor, quien incluso confesó que aquella trágica mañana manejaba bajo los efectos de drogas y alcohol, como demostraron luego las pericias.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario