Edición Impresa

Presentan un proyecto para prohibir los cabarets

La concejala radical María Eugenia Schmuck presentó un proyecto para prohibir la instalación, funcionamiento, regenteo y sostenimiento de whiskerías, cabarets y locales de alterne. La iniciativa apunta a combatir el delito de trata de personas y fija, además, un plazo de 12 meses para el cierre definitivo de estos comercios.

Miércoles 15 de Agosto de 2012

La concejala radical María Eugenia Schmuck presentó un proyecto para prohibir la instalación, funcionamiento, regenteo y sostenimiento de whiskerías, cabarets y locales de alterne. La iniciativa apunta a combatir el delito de trata de personas y fija, además, un plazo de 12 meses para el cierre definitivo de estos comercios. Actualmente, según datos del municipio, hay una decena de cabarets habilitados.

De prosperar la iniciativa, Rosario estaría siguiendo los pasos de Córdoba, la primera provincia del país en prohibir por ley el funcionamiento de cabarets y whiskerías, entendiendo que no son más que un eufemismo para reemplazar a los prostíbulos. También la ciudades de Paraná (Entre Ríos), Santa Rosa (La Pampa) y varias localidades de Río Negro impulsaron el cierre de estos locales. Y las legislaturas de Neuquén, Río Negro y Tucumán tienen en estudio propuestas similares.

En la legislatura santafesina, el diputado justicialista Jorge Abello presentó hace un mes un proyecto de ley para desterrar estos comercios de la geografía provincial. Y el municipio de Venado Tuerto también está discutiendo una ordenanza similar.

Como El Escondite. La concejala radical señaló que "en el delito de la trata interviene una larga cadena de actores: regentes de prostíbulos, reclutadores o proxenetas y los lugares de explotación más frecuentes son los cabarets y whiskerías, lugares que se siguen utilizando para el ejercicio de la prostitución y para la explotación sexual de personas víctimas de trata, tal como quedó en evidencia en el exitoso operativo, coordinado por la Dirección de Prevención y Sanción del Delito de Trata de Personas de la provincia, realizado el pasado fin de semana en El Escondite".

En el local de Callao 78 bis, actualmente clausurado, se liberaron 9 mujeres, de entre 19 y 38 años, que ejercían la prostitución en boxes escondidos tras un espejo del baño de mujeres. Seis de las víctimas son oriundas de Paraguay y se está investigando si como se presume se les tenía retenido el documento de identidad.

"Es necesario acudir a todos los medios disponibles para la erradicación de la trata de personas. Es clave la cooperación entre los diferentes niveles del Estado, entre sí, con organizaciones de la sociedad civil y empresarios", señaló Schmuck y recordó que si bien en la provincia la prostitución no es considerada un delito, sí lo es el proxenetismo y la explotación sexual.

Por esto, el proyecto no apunta a perseguir a las trabajadoras sexuales sino a los proxenetas. "Con esta iniciativa garantizamos que ejerzan la actividad aquellas mujeres que libremente han decidido hacerlo, pero no convalidamos la explotación ni el trabajo de las redes", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario