Edición Impresa

Prepagas: dan marcha atrás con el cobro de copagos

Cámaras de clínicas y sanatorios dieron marcha atrás ayer con el intento de cobrar copagos a afiliados a la medicina prepaga, tras la promesa del gobierno de analizar reclamos del sector.

Sábado 06 de Septiembre de 2014

Cámaras de clínicas y sanatorios dieron marcha atrás ayer con el intento de cobrar copagos a afiliados a la medicina prepaga, tras la promesa del gobierno de analizar reclamos del sector.

   Así lo confirmó el vicepresidente de la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales (Cimara), Claudio Belocopitt, quien señaló que los establecimientos privados decidieron “dejar sin efecto” el cobro de la suma adicional, aunque admitió que persiste el conflicto.

   Belocopitt, dueño de la prepaga Swiss Medical, dijo: “Nos reunimos con todas las cámaras y hemos sido informados que han dejado sin efecto esta medida”, y sostuvo que entre lunes y martes se sentarán con el gobierno para destrabar la situación.

   “La medida quedó sin efecto, pero la situación sigue, es un tema muy serio, muy delicado y queremos dejar en claro que por una llamada telefónica del gobierno no es que desapareció el conflicto”, dijo el empresario.

   Antes del anuncio de las cámaras, el secretario de Comercio, Augusto Costa, calificó a la decisión de cobrar copagos de “disparatada e inaplicable”, y advirtió con “tomar medidas” si lo ponían en práctica, lo que finalmente quedó suspendido.

   “La medicina privada no puede aplicar unilateralmente aumentos porque no les gustó lo que ya se aplicó. En todo caso, deben sentarse con el gobierno y plantear el tema, pero no tener a los afiliados de rehenes”, enfatizó el funcionario.

   Las clínicas y sanatorios habían anunciado que desde este lunes cobrarían a los afiliados de prepagas sumas de entre 50 y 100 pesos por cada prestación.

   Costa reveló que el jueves por la noche se reunieron con las principales empresas de medicina prepaga para plantearles que “en este momento no transmitan a los afiliados ninguna señal de incertidumbre, angustia o preocupación, porque no es la forma que tenemos de resolver eventuales problemas de algún actor del sector”.

   Ese encuentro fue el que permitió descomprimir la situación y evitar que los afiliados empiecen a pagar las sumas adicionales que pretendían clínicas y sanatorios.

   Costa explicó que “las autorizaciones para los aumentos las dan la Superintendencia de Salud y la Secretaria de Comercio, para que no haya abusos o excesos en las cuotas”.

   Costa explicó que en el sector de la medicina privada “conviven los financiadores y los prestadores de los servicios”, que en conjunto “determinan lo que son los beneficios de tener medicina prepaga”.
“Al sector no le fue mal en estos años ya que el crecimiento del empleo y las políticas aplicadas en once años de inclusión social y mejores condiciones de vida se expresó también en el sector salud”, consideró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario