Edición Impresa

Preocupan los desmedidos incrementos de los insumos hospitalarios de Rosario

Son subas de entre el 120 y 150 por ciento, según destacó el secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, que ya obligan a pensar en la búsqueda de alternativas para afrontarlas

Sábado 29 de Marzo de 2014

La Municipalidad afronta un nuevo problema financiero: el desmedido aumento en insumos hospitalarios que se viene registrando desde hace dos meses. Son subas de entre el 120 y 150 por ciento, según destacó el secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, que ya obligan a pensar en la búsqueda de alternativas para afrontarlas y, si el serio inconveniente persiste, podrían generar faltas graves.

El presupuesto destinado a la compra de estos materiales básicos es el segundo más importante del área, después del vinculado al pago de salarios. Específicamente, se trata de material biomédico y medicamentos de uso muy común y cotidiano. De allí, la enorme preocupación que se generó en la Intendencia.

"La verdad es que no tenemos demasiadas explicaciones sobre estos incrementos", remarcó Caruana a La Capital al indicar, además, que se trata de insumos importados que "subieron en mayores porcentajes que la inflación".

Pero este no es el único problema: los prestadores vienen acotando los plazos de pago. Solicitan que se efectivicen en menos de 30 días y, para colmo, cada vez son menos las empresas que se presentan a las licitaciones que requiere la Municipalidad.

Así, entre decenas de insumos, los guantes no estériles, uno de los productos más sensibles, subieron el 95 por ciento y, en el caso de los colectores de orina pediátrica, el repunte de precios llegó al 300 por ciento. "Es muy complejo sostener este panorama", añadió el funcionario a cargo del área sanitaria rosarina.

Otros elementos que se fueron por las nubes son los hilos de sutura, cepillos para Papanicolau y jeringas y agujas descartables (ver infografía).

¿Cómo enfrentar este estado de cosas? "La secretaría está valorando pedir al Concejo Municipal una modificación en la ordenanza general que regula los montos y plazos para las licitaciones y concursos", explicó el funcionario. Es que hoy existe una reglamentación sobre los límites de presupuesto para estas compras, que quedó atrasada a la vista de los aumentos.

Las estrategias para afrontar la situación incluirán contactos con el Ministerio de Salud provincial y ya se vienen haciendo reuniones con las áreas contables y jurídicas del municipio, aparte de la Dirección de Farmacias.

No obstante, Caruana remarcó que no se están registrando faltantes. Aunque, indudablemente, el tema ya generó mucha repercusión en el seno de la administración de Mónica Fein.

Según datos oficiales, sólo en los dos primeros meses del año la inflación en Argentina alcanzó el 7,2 por ciento y la importante devaluación en enero afectó los bolsillos de la mayoría de la población. Este presente también afecta las arcas de los estados y el rosarino no es una excepción. La salud municipal ocupa un lugar de privilegio en el erario público local y atiende a miles de personas diariamente. El mantenimiento de hospitales y centros de salud es extremadamente oneroso al punto de que hay que invertir unos mil millones de pesos anuales, el 24 por ciento del castigado presupuesto de la Intendencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS