Edición Impresa

Preocupa una seguidilla de delitos ocurridos en Chabás

Una sucesión de hechos delictivos puso en estos días en estado de alerta a la Comuna de Chabás, que reclama mayor seguridad para recuperar la tranquilidad social y prevenir males mayores.

Sábado 01 de Febrero de 2014

Una sucesión de hechos delictivos puso en estos días en estado de alerta a la Comuna de Chabás, que reclama mayor seguridad para recuperar la tranquilidad social y prevenir males mayores.

El presidente comunal, Osvaldo Salomón, manifestó su preocupación por la "ola de robos" y "la notoria sensación de indefensión en la que se encuentra la localidad, donde, pese a la buena predisposición de las autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia, la situación se agrava día tras día".

El mandatario chabasense aseguró que los vecinos se están armando en defensa propia ante el temor de ser víctimas de un delito y advirtió que, de no revertirse el crítico panorama, "puede ocurrir una tragedia".

En ese marco, Salomón pidió a la población "calma y responsabilidad", al tiempo que instó a las autoridades competentes a dar "una solución urgente" que implique el esclarecimiento de los casos así como "castigar a los culpables, recuperar lo robado y que este tipo de situaciones no se vuelva a repetir".

Episodios. Un robo perpetrado en una vivienda céntrica, dos asaltos en comercios, la sustracción de un vehículo y de mercaderías y otros elementos en instalaciones de los dos clubes del pueblo, son algunos de los episodios registrados recientemente. A ello se suma que en diciembre pasado fue denunciado, entre otros casos, un robo calificado con privación ilegítima de la libertad en una estación de servicios.

El jefe comunal remarcó que la localidad tiene la sensación de ser "zona liberada" a causa de situaciones delictivas sin esclarecer que afectan a instituciones y vecinos y que "no parecen ser espontáneas".

La diputada provincial y vecina de Chabás, Miriam Cinalli, puso en conocimiento de la problemática al ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, lo que derivó en que el subjefe de policía de la Unidad Regional IV del departamento Caseros desembarcara en la comuna para tratar el tema.

Algunos de los sucesos delictivos ocurridos a fin del año pasado fueron detectados por cámaras de seguridad y el material registrado por las mismas fue remitido a las autoridades. En la actualidad, de los 18 aparatos con que cuenta el sistema de videovigilancia, sólo funcionan 6, razón por la cual la Comuna pidió a préstamo a la Cooperativa Eléctrica su hidroelevador para poder repararlas.

Asimismo, el gobierno local espera un aporte provincial para adquirir otras 12 cámaras de última generación, así como instrumentar un centro de monitoreo y habilitar un teléfono 0-800 para emergencias. Para este lunes está prevista una nueva reunión de la junta comunitaria de seguridad urbana para abordar la preocupante problemática delictiva.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS