Edición Impresa

Preocupa al sector agrícola el impacto de las lluvias sobre los cultivos de soja y maíz

Las intensas precipitaciones en la zona núcleo productiva podrían afectar los rindes y generar más enfermedades.También tienen en cuenta los anegamientos en algunos lotes bajos.

Viernes 07 de Febrero de 2014

La situación climática, con fuertes tormentas y lluvias sobre la región centro del área agrícola nacional, generó preocupación en el sector por el impacto que puede tener sobre los cultivos que venían afectados por la sequía.

Así lo indicó ayer el último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, coordinado por el especialista José Luis Aiello, donde se admite el temor que provocaría sobre la soja el exceso de agua y las enfermedades.

También se da cuenta de los problemas de anegamiento en algunos lotes bajos provocados por la abundancia de lluvias sobre la región centro del país, una situación que continuaría hasta el próximo sábado.

Los especialistas revelaron que desde el sur de Santa Fe hasta el margen este del norte de la provincia de Buenos Aires se registraron precipitaciones de entre 200 a 320 milímetros, algo que en muchos casos precipitó en pocas horas.

"La continuidad de este atípico patrón de lluvias convectivas tan intensas pondría en riesgo productivo a buena parte de la región núcleo", explicó el informe GEA.

Más allá de esto, los técnicos admiten que resulta difícil aún evaluar el impacto que tuvieron las tormentas sobre los cultivos, en el sector "crece la preocupación por la posible pérdida productiva, especialmente en soja de segunda" ante los nuevos pronósticos de lluvias para los próximos días.

Los beneficiados. Hay un panorama favorable para aquellas zonas donde se registraron precipitaciones de entre 50 a 100 milímetros, ya que estos niveles resultan razonables para las necesidades que exhiben cultivos tales como la soja o el maíz de segunda y tardío.

Por otra parte, los especialistas reconocen —que más allá de cualquier exceso hídrico— "en período de definición de rendimiento de los cultivos, las lluvias resultaron beneficiosas en general" en las áreas agrícolas de la región pampeana central.

La dinámica del ambiente.Aiello, responsable del GEA, explicó que este fenómeno es producto de la interacción de un flujo de humedad proveniente del norte, los propicios mecanismos dinámicos de la atmósfera y la entrada de frentes fríos que se transportan más lentamente de lo normal.

"Esta interacción de variables generó esta anomalía de lluvias que se observa desde hace aproximadamente diez días y que se va a sostener hasta el sábado", dijo el especialista en materia climática de la bolsa rosarina.

Durante este período, los niveles de lluvias "más importantes" se constatarán desde el norte de la provincia de Buenos Aires hasta la región norte del país.

Aiello comentó además que "en el centro, las condiciones van a ser normales, y en el oeste, un poco menos que lo normal, y en el sur bonaerense, también estarán por debajo del nivel normal".

Para el caso de Entre Ríos y Santa Fe, desde ayer y hasta el sábado, se aguardan precipitaciones de alguna importancia.

Según el especialista, después del domingo próximo "la situación se va a normalizar y no hay ningún argumento para pensar que este evento va a continuar durante lo que resta de febrero y marzo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS