Edición Impresa

Prácticamente se erradicaron los delitos graves en María Teresa

La comuna del sur santafesino ya tiene decenas de cámaras, una guardia y pide antecedentes policiales a los nuevos residentes.

Lunes 18 de Agosto de 2014

La comunidad de María Teresa es pionera en materia de videovigilancia ya que hace dos años comenzó con la colocación de 12 cámaras distribuidas en el pueblo del sur santafesino de alrededor de 5 mil habitantes. Hoy ya son más de 20 que además se agregan, en materia de seguridad, a la creación de una Guardia Urbana Comunal (GUC) que patrulla la localidad. Este permitió que casi desaparezcan los delitos graves. A los que quieren residir en la localidad se les pide antecedentes policiales.

María Teresa es pionera en materia de seguridad, al menos en pueblos de esa cantidad de habitantes. A diferencia de otros lugares, allí no existe la problemática que se denuncian en localidades vecinas. "Hay delitos pero son menores. Hace poco tuvimos un asalto a mano armada pero fue un hecho esporádico. No forma parte de la regla. Las cámaras y la guardia urbana son fundamentales para mantener la paz social", dijo la presidente comunal María Cristina Gómez.

Como en todo pueblo, la gente se conoce a la perfección y obviamente cuando alguien ingresa a la comunidad provenientes de otros lugares y con intenciones de vivir, la gente inmediatamente avisa a la comuna.

"Está viniendo bastante gente de otros lugares, fundamentalmente de Venado Tuerto quee halla a 50 kilómetros de acá", dijo Gómez, y agregó que "lo primero que hace esa gente es venir a pedir trabajo en la comuna que es la principal empresa de la localidad. Ahí es cuando nosotros solicitamos los antecedentes policiales y sin tienen pedidos de captura".

Los vecinos de María Teresa tienen incorporado en su ADN el teléfono de la guardia urbana y no tanto el de la policía. "A veces los vecinos llaman a la policía y no contesta nadie y después llaman a la GUC y son ellos los que van a la comisaría para avisar de algún hecho. Incluso también los policías trabajan, en ocasiones, con la guardia urbana".

El monitoreo constante le permite a las autoridades comunales determinar quién entra y quién sale del pueblo las 24 horas. "No podemos decir que nunca nos va a pasar nada porque hace poco pasó un hecho feo con una persona que fue asaltada violentamente en su casa y golpeado. Al parecer había vendido ganado o cereal y los ladrones estaban al tanto", explicó la mandataria.

"Lo que sí podemos decir es que con las cámaras y con la GUC fundamentalmente, nos sentimos mucho más protegidos y la prueba está en que los delitos como robos han disminuido desde que están funcionando", remarcó.

En María Juana. En tanto, la comuna de María Juana presentó oficialmente su Cuerpo de Seguridad Urbana y exhibió a la comunidad el equipamiento, los móviles y las cámaras de videovigilancia que integrarán el flamante servicio impulsado desde el gobierno local.

"Estas acciones se enmarcan dentro de un plan de trabajo que ha permitido unificar las tareas de tres pilares fundamentales de la seguridad local como lo son inspectores comunales, policía y bomberos", destacó el presidente comunal, Eduardo Abdo.

El nuevo cuerpo contará con dos motos, seis equipos de comunicación, seis chalecos refractarios, indumentaria, balizas, cartelería y un decibelímetro. Además, a través de gestiones de la comuna ante el Ministerio de Seguridad provincial y el aporte de la Cooperativa Telefónica, Vivienda, Obras y Servicios Públicos local, la localidad ya cuenta con 20 cámaras de videovigilancia.

La provincia impulsa cambios

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario