Edición Impresa

Por seguridad, Roldán llevará un registro de los empleados de la construcción

La Municipalidad sistematiza una medida que ya había comenzado a adoptar y que es reclamada por los vecinos. Quieren tenerlos identificados ante las sospechas de robos.

Sábado 27 de Diciembre de 2014

La Municipalidad de Roldán llevará un registro permanente de todos los empleados de la construcción que trabajen en la ciudad, en una medida que busca incrementar los niveles de seguridad, ya que existen sospechas de que algunos albañiles y otros trabajadores pueden estar vinculados a los robos, sobre todo en las casas que se edifican dentro del ejido urbano.

El registro se llevará a través del área de Obras Particulares, y participará en los controles la Guardia Urbana. La intención es tener acreditada la identidad de las personas que van a trabajar a las obras en construcción y llevar un control en los mismos lugares de trabajo. Así lo hizo saber el intendente local, José María Pedretti.

"Aunque no lo podemos demostrar fehacientemente, tenemos datos de que algunos albañiles han robado a la gente que está construyendo. A veces se van pero después vuelven y se llevan herramientas", contó el mandatario, quien tampoco descartó que algunos de ellos puedan ser informantes de ladrones que después van a las casas, sobre todo las que se están edificando.

En rigor, no es la primera vez que el municipio lleva adelante este requerimiento, pero en esta oportunidad la iniciativa se propone como una medida sistemática. Pedretti reveló que en otras ocasiones, cuando se hicieron controles de este tipo "algunos albañiles después desaparecían por una semana o diez días y no iban a trabajar".

Aluvión. No es para menos. Con un promedio de cinco permisos de edificación diarios, la Municipalidad calcula que unos 2.500 trabajadores de la construcción desarrollan sus actividades laborales en la ciudad. "Algunos son de la misma Roldán, pero muchos otros vienen de Rosario y de otras localidades", dijo Pedretti.

El registro no sólo abarca a los albañiles, sino a todos los empleados, e incluso se piden los nombres de los titulares de las empresas que están construyendo y de los profesionales a cargo de las obras. "Pedimos todo, y la gente en general colabora, porque sabe que también es una manera de cuidarse y de cuidarnos entre todos", señaló el intendente. El mandatario descartó por otra parte que esta medida tenga alguna reacción gremial "porque en definitiva no hacemos más que realizar un control. Y las personas que construyen también se quedan más tranquilas", sentenció.

Inseguridad. Como muchas otras ciudades de la región, sobre todo aquellas que están en franco crecimiento poblacional, Roldán vive desde hace tiempo un clima de inseguridad a raíz de delitos a los que los habitantes no estaban acostumbrados años atrás, algo que fue reflejado en distintas ediciones de La Capital.

Sin ir más lejos, en mayo de este año, Pedretti advertía que desde la implementación de los operativos de las fuerzas federales en Rosario "hubo un corrimiento del delito" hacia esa localidad del departamento San Lorenzo, y que los casos de inseguridad se incrementaron entonces en un "30 por ciento".

Esto generó distintas movidas y reclamos de parte de la población, además de refuerzos policiales y la implementación de operativos relámpago de control y prevención. Precisamente, el control de la gente que va a trabajar a la ciudad es uno de los reclamos que venían haciendo los vecinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario