Edición Impresa

Por los emergentes, el Fondo Monetario bajó el pronóstico de crecimiento global

El Fondo advirtió sobre la desaceleración de los países Brics. Y revisó a la baja las estimaciones de expansión mundial para el año 2013, que había difundido en abril.

Miércoles 10 de Julio de 2013

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó ayer sus previsiones de crecimiento mundial y advirtió sobre el riesgo "creciente" de desaceleración en países emergentes clave como Brasil, Rusia y China.

"Aparecieron nuevos riesgos, en particular de un mayor período de desaceleración del crecimiento de economías emergentes", resumió el Fondo Monetario Internacional al actualizar sus previsiones. Estos riesgos "aumentaron" enfatizó.

Según las nuevas estimaciones del organismo, el incremento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial debería estabilizarse en relación a 2012 y situarse este año en 3,1 por ciento, en baja de 0,2 punto en relación a las proyecciones de abril. El pronóstico es que se recuperaría en 2014, hasta llegar a 3,8 por ciento, también 0,2 punto porcentual debajo de las estimaciones anteriores del organismo.

La institución multilateral destaca que, desde que se difundió el último informe sobre Perspectivas de la Economía Mundial (PEM), la economía global fue afectada por una creciente volatilidad en los mercados financieros y tasas de interés en aumento en las economías avanzadas. Los anuncios del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, acerca de un futuro plan para reducir el programa de expansión monetaria de ese organismo, provocaron un cambio de tendencia en el flujo de capitales, desde los países emergentes a los centrales.

"Las economías de los mercados emergentes en general han sido las más afectadas, luego de que recientes incrementos de las tasas de interés en las economías avanzadas y volatilidad en los precios de los activos, combinados con una actividad doméstica más débil provocaran algunas salidas de capitales" entre otras consecuencias como la depreciación de las monedas locales, señala el Fondo.

Protestas. En Brasil, que fue escenario de movilizaciones sociales populares sin precedentes en las calles hace dos semanas, el FMI espera un crecimiento a menor escala: la mayor economía latinoamericana debería alcanzar una expansión del PBI de 2,5 por ciento en 2013 y 3,2 por ciento en 2014, recortes que representan 0,5 y 0,8 puntos respectivamente con relación a las previsiones del organismo en abril.

El FMI también revisó fuertemente a la baja el crecimiento en Rusia, 0,9 puntos a 2,5 por ciento. También para Sudáfrica (0,8 puntos a 2,0 por ciento) y en menor medida para China (0,3 puntos a 7,8 por ciento).

Junto con India, esos países conforman el grupo Brics, que luego de años de sólido crecimiento comienzan a sentir la desaceleración de su economía. Así lo sostuvo el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, durante una conferencia de prensa.

El Fondo destaca una actividad económica "más débil" en estos países, una "saturación" de su infraestructura y el impacto del descenso de precios de las materias primas sobre sus exportaciones "Una política monetaria flexible puede ser la primera línea de defensa contra los riesgos de desaceleración" económica en los mercados emergentes y países en desarrollo, donde se espera que la inflación se modere en general, agrega. Las opciones de política fiscal pueden ser limitadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS