Edición Impresa

Por la crecida del Paraná se cubrió de camalotes la Rambla Catalunya

El fenómeno complica a los pescadores de esa zona. En la capital provincial, la suba del nivel del río experimentó una desaceleración, con dos centímetros menos que el miércoles pasado.

Viernes 18 de Julio de 2014

La gran cantidad de camalotes que viene arrastrando la crecida del río Paraná cubrió ayer el sector de playa de la Rambla Catalunya. El fenómeno, además, complicó la actividad de los pescadores de ese sector de la costa rosarina. En tanto, la suba del nivel de agua experimentó una desaceleración frente a la capital provincial: anoche, el hidrómetro de esa ciudad marcaba 5,47 metros (dos centímetros menos que el miércoles pasado).

En Rosario, el avance de los camalotes y la fuerza de la correntada afectó la playa de la Rambla Catalunya. Asimismo, Juan Carlos Billarreal, líder de Sindicato de Pescadores, advirtió que la actividad viene en descenso, "al punto de no poder sacar absolutamente nada del agua". Por eso, el gremio llevará hoy al Ministerio de Desarrollo Social provincial (27 de Febrero y Alvear) un pedido de ayuda económica.

Se espera que el río continúe hoy en crecida, pero todavía varios centímetros debajo del nivel de alerta. Asimismo, prosigue el monitoreo especial en la zona de El Mangrullo.

A su vez, la crecida se desaceleró frente a la ciudad de Santa Fe (5,47 metros). Anoche el hidrómetro permanecía en estado estacionario y sin lluvias a la vista, luego de que el cielo se despejara.

Tampoco se alteró el número de familias evacuadas, que continúan siendo 52. Permanecen alojadas en módulos montados por la Municipalidad santafesina a la vera de la ruta 168.

La mayoría de esas familias provenie de la Vuelta del Paraguayo y Alto Verde, distritos ubicados a junto al riacho Santa Fe (cerca de puente colgante).

Según el titular de Protección Civil provincial, Marcos Escajadillo, "la onda de crecida del Paraná se presenta en los últimos días en los departamentos Santa Fe y Garay".

El pico de la crecida, de no mediar lluvias extraordinarias, se habría comenzado a transitar ayer.

No obstante, no bajarán la guardia. "Tendremos un escenario de crecida sostenida, con alturas del río elevadas en algunos lugares. No llegarán al nivel de alerta, pero serán altas", alertó Escajadillo.

Por su parte, el intendente santafesino, José Corral, polemizó con vecinos que le exigieron medidas en la zona inundable de Colastiné Sur.

"Estamos sufriendo una crecida ordinaria, que se da cada dos años. Las familias que venimos evacuando no deberían vivir en esos lugares. Ningún gobierno debe consolidar áreas con terrenos de esas características. No podemos poner en riesgo a la gente", disparó Corral.

En esa línea, agregó: "Tenemos que trabajar para evitar tragedias y seguiremos dialogando con los vecinos que viven en esos lugares. Este es el momento de atender la emergencia".

Corral replicó, de ese modo, a integrantes de la Coordinadora de la Costa, que habían denunciado que "el problema es que la Municipalidad piensa que esas personas viven en asentamientos ilegales".

"Colastiné Sur tiene 350 años de antigüedad y la Vuelta del Paraguayo alrededor de cien. Estamos defendiendo la zona a pesar de las ideas de la Municipalidad. Somos costeros, no citadinos. Vivimos en un valle de inundación, pero el río no es nuestro enemigo. No nos vamos a ir, sólo necesitamos arena y bolsas", afirmaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS