Edición Impresa

Por falta de sede propia dan clases hasta en una cancha de bochas

Estudiantes y docentes de un profesorado de Reconquista reclaman a la provincia que les construya el edificio prometido en el terreno donado por la Municipalidad.

Domingo 19 de Abril de 2015

Docentes y estudiantes del Instituto Superior de Profesorado (ISP) Nº 4 de Reconquista reclaman por el edificio propio. Ya tienen el terreno que les donó la Municipalidad, pero a pesar de las promesas oficiales desde hace dos años que no logran saber qué pasó con los planos de esta obra.

No es un pedido caprichoso si se conoce que son 3 mil los alumnos que asisten a la única institución pública de formación docente y técnica del norte santafesino. La falta de espacios, cargos y mobiliario generan situaciones tan insólitas como la que viven los estudiantes de educación física, que dictan sus clases de filosofía en la cancha de bochas de un club local.

La institución tiene 53 años de antigüedad, ofrece 13 carreras, de las cuales 12 son de formación docente, además de una tecnicatura. En menos de tres décadas quintuplicó la matrícula: así en 1990 había 600 estudiantes y actualmente son 3 mil. "Sin embargo, en todo este tiempo no hubo un acompañamiento desde las políticas educativas, en lo relativo a inversión en infraestructura", señalan desde la institución.

Aclaran que si bien entre el año pasado y este se crearon divisiones, nada cambió respecto de las condiciones de espacio y recursos, y por eso el nuevo ciclo lectivo los encuentra en peores condiciones. Mencionan como dato que las clases se iniciaron sin agua ni baños en la planta alta del edificio, que además es compartido con otros dos niveles.

Donación. En 2008 la Municipalidad de Reconquista donó a la provincia un terreno para que se levantara un edificio nuevo para el instituto. Recién en 2011 la Provincia aceptó esa donación, y en 2012 se dio la primera reunión a nivel de directivos para definir un posible plano que atienda a un proyecto pedagógico. "Desde entonces, nunca más tuvimos una respuesta, un llamado, ni siquiera saber si se avanzó en algo en los planos", contó una profesora de Reconquista a LaEN_SPACECapital.

"Es más, el terreno está al lado de donde la Universidad Nacional del Litoral construye su sede a todo trapo, eso nos genera tristeza", agregó la docente sobre el contraste que les ofrece un edificio educativo en obras y otro del que ni siquiera conocen cómo será".

Ante el silencio oficial, en 2013 y 2014 el Concejo Deliberante de Reconquista "envió al gobernador de la provincia un pedido de informe sobre los avances en las etapas, sin obtener respuesta alguna", advirtió la profesora. Recién el lunes 13 de abril pasado, hubo una reunión en Santa Fe con la supervisora, pero sólo para atender los problemas de la coyuntura (como las divisiones que faltan) no los de fondo.

Protestas. Para hacer visible esta realidad, el primer día de clases (9 de abril pasado) lo dieron en la calle con un acto público, donde se constituyeron en asamblea permanente. "No más sucuchos ni sucursales", rezaba uno de los carteles que portaron alumnos y profesores. En una detallada nota, explican que "ante el crecimiento constante de matrícula y creación de nuevas divisiones", la opción oficial "pasó por construir salones con machimbre en los pasillos y solicitar a otras instituciones lugar para las clases", lo cual determinó una dispersión de trabajo en cinco sedes diferentes. A lo que se suman la falta de cargos, mobiliario indispensable, como sillas y bancos.

Para ser bien gráficos con la irrisoria situación, docentes y estudiantes citan estos casos: "El profesorado en educación física tiene su sede en un club de la localidad, con el que por supuesto no sólo comparte sus instalaciones sino que además, no cuenta con salones para las clases teóricas. Entonces, por ejemplo, las clases de filosofía pueden llevarse adelante en la cancha de bochas, como las de didáctica bajo una carpa que sólo tiene techo. Los profesorados de nivel inicial y primaria, desde el año 2014, funcionan en una escuela primaria de la localidad, y los profesorados de tecnología e inglés en otra".

Más ingresantes. Lo detallado no es todo, también hay una clara demora en atender las necesidades que plantea el crecimiento de los ingresantes. "Durante el año lectivo 2014, cinco especialidades superaban los setenta inscriptos, frente a lo cual se solicitó a la provincia se creen los cargos necesarios para conformar dos comisiones en cada una de ellas. La respuesta desde el Ministerio de Educación de la Provincia fue inmediata y positiva, pero en los hechos, recién fueron creadas las horas en julio. Medida tan claramente necesaria, como insuficiente. En similar situación nos encontramos en este momento dada la respuesta parcial dada hasta el momento frente al reclamo de horas y cargos formulado para el presente año lectivo", describen desde el instituto.

"Todo esto resiente la calidad educativa, por eso estamos reclamando mejoras en las condiciones institucionales. Incluimos a los estudiantes, pero no podemos garantizar su permanencia, en la medida que las clases se resienten por la falta de bancos, de cargos de porteros, de prosecretarios, de horas para hacer el seguimiento de quienes vienen a formarse como docentes. Queremos alojarlos en las condiciones que merecen. Por eso nos hubiese gustado que la supervisora se llegue hasta Reconquista, para ver en terreno todo lo que pasa", expresó la educadora del Instituto Superior del Profesorado Nº 4 que dialogó con este medio, y que prefirió guardar su identidad por tratarse de un reclamo colectivo.

Postergación. A los profesores y directivos de esta institución les preocupan el mensaje que deja a quienes eligen la docencia y aprenden en estas condiciones. "Como los espacios constituyen la subjetividad de un estudiante de nivel superior, está en juego la calidad de la preparación de los docentes, que son luego quienes van a formar a los niños y los adolescentes. ¿Cómo se constituye la identidad de esos futuros maestros y profesores sentándose en bancos diseñados para la primaria, habitando un edificio que no es propio? No contribuyen en nada en lograr este nivel autonomía que necesitan", reflexiona la misma docente.

Profesores y estudiantes repasan, en la nota que hacen circular por distintos medios, que hacia fines del año pasado, la ministra de Educación, Claudia Balagué, aseguró que se estaba "trabajando para presentar el proyecto edilicio el año próximo acá en Reconquista". Sin embargo, el ciclo lectivo comenzó sin novedades sobre ese anuncio. "Insistimos en afirmar que el problema no es el crecimiento de la matrícula, sino la ausencia o /y postergación en la agenda política de la formación docente en lo relativo a infraestructura, mobiliario y cargos. Es casi un sello de identidad el que los institutos de educación superior del país no tengan edificio propio y funcionen en otros establecimientos", advierten y piden conocer de una vez por todas qué se está haciendo por el nuevo edificio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario