Edición Impresa

Polémica habilitación de un paseo de compras en Casilda

Casilda.— La decisión municipal de permitir la apertura de un emprendimiento comercial que no cumple con la ordenanza reglamentaria sobre edificaciones en altura desató una...

Viernes 07 de Septiembre de 2012

Casilda.— La decisión municipal de permitir la apertura de un emprendimiento comercial que no cumple con la ordenanza reglamentaria sobre edificaciones en altura desató una fuerte controversia entre el Ejecutivo y el Concejo local. Aunque la Intendencia argumenta haberse valido de sus facultades legales, la medida generó tal malestar en el deliberativo que la terminó rechazando por unanimidad a instancias de un dictamen surgido en el marco de una reunión convocada por la Comisión de Gobierno.

La cuestionada resolución del intendente Juan Carlos Bacalini y el secretario de Gobierno, Fernando Ingaglio, habilita provisoriamente por 180 días la actividad comercial en Paseo Paraíso, cuyo edificio ubicado en la intersección de cortada Falucho y 1º de Mayo pertenece al Grupo Matteo SRL, de capitales foráneos. En ese plazo los propietarios tendrán que ajustarse a las exigencias de la normativa para seguir trabajando o de lo contrario serán pasibles de ser sancionados con el cierre de los locales de venta de indumentaria, calzado, artículos de marroquinería y confección de prendas que funcionan allí.

La resolución adoptada por el municipio fue tomada luego de que el Concejo denegara a los dueños del edificio un pedido de excepción a la ordenanza para obtener la habilitación y ejercer el comercio.

El contrapunto que generó el tema entre los dos poderes capitalizó la atención pública y ayer quedó reflejado por los medios radiales con la puesta al aire de innumerables mensajes de oyentes que dividieron las opiniones.

Sin marcha atrás. Ingaglio confirmó a LaCapital que el Ejecutivo "no dará marcha atrás" con la resolución tras sostener que "la medida adoptada de ninguna manera es violatoria de la norma ya que sólo otorga una habilitación provisoria por seis meses para que los dueños del local cumplan, precisamente, con lo normado a fin de conseguir su habilitación definitiva y, de no ser así, se verán impedidos de seguir funcionando".

Planos. El problema se originó al no respetarse durante el proceso de construcción los planos de edificación presentados y aprobados por el municipio. Y la obra continuó pese a que Obras Privadas y Catastro local detectó y notificó a los dueños que la misma superaba la altura permitida.

Pero aún fueron más lejos al presentar una nota dirigida al Concejo donde plantearon que de ser autorizado su pedido de excepción para conseguir la habilitación del local y ejercer la actividad comercial sin tener que realizar modificaciones edilicias, comprometían donar a una institución de bien público que designe el cuerpo legislativo la suma de 25 mil pesos en indumentaria. Según la misiva firmada por Carlos Matteo, uno de los propietarios del grupo que hizo el emprendimiento, ese sería el monto que le demandaría demoler el tercer piso construido de más sobre el paseo de compras y adaptar la altura del edificio a lo reglamentario.

El edil peronista, Germán Zarantonello, quien preside la comisión de Gobierno legislativa, criticó la resolución del Ejecutivo al sostener: "Es inapropiada y sienta un mal precedente ya que va en desmedro de todas las constructoras que cumplen con lo que indica la ordenanza de edificaciones en altura", sancionada en diciembre de 2008.

Por su parte el edil radical Pablo Zanetti dijo que "con esta medida se está premiando al incumplidor y dando un mensaje a la sociedad de que en Casilda las normas para algunos no son tan obligatorias". Asimismo remarcó que el Grupo Matteo SRL "sabía que estaba construyendo en violación a la ordenanza pero avanzó hasta finalizar la obra.Casilda es una ciudad abierta a inversiones pero no podemos permitir que el dinero se lleve puesta a la ley".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario