Edición Impresa

Polémica acción policial en el Concejo de Venado

La intervención policial contra un grupo de personas que aguardaban a un edil a las puertas del Concejo generó una polémica política. El sector justicialista dice que todo se originó por una...

Viernes 09 de Agosto de 2013

La intervención policial contra un grupo de personas que aguardaban a un edil a las puertas del Concejo generó una polémica política. El sector justicialista dice que todo se originó por una denuncia del PRO contra la "portación de cara" de los allí presentes.

Es que el secretario de este bloque, Lucas Huergo, fue quien llamó al Comando Radioeléctrico porque consideró que el grupo de personas que hacían cola para entrevistarse con el concejal Germán Mastri estaban haciendo desmanes. Además, se quejó de que "quieren convertir al Concejo en un reducto político donde se regalan cosas", explicó.

El asunto repercutió en las redes sociales con cruces de acusaciones entre militantes y críticas a Huergo, a quien acusan de tener una radical posición contra "los que usan gorritas para atrás, de tez morena y de escasos recursos económicos", graficó un asesor del bloque de concejales del justicialismo venadense.

Sobre el episodio, Mastri recordó: "Yo estaba atendiendo a la gente como siempre, y como corresponde, ya que es el Concejo la caja de resonancia de la sociedad. Entonces llegaron móviles policiales, decían que había gente que no tenía que estar allí. La denuncia partió del bloque del Pro, compuesto por César Merino y Carlos Aldasoro, más allá que haya sido Huergo quien la radicó".

La fuerza "llegó al lugar y se fue. Es increíble que se haya hecho eco de esto con la cantidad de problemas de inseguridad que hay. Realmente no sé adónde apunta la denuncia, calculo que a desprestigiar al Concejo, embarrar la cancha. Es una acusación barata y no me explico cómo es que cobran sueldos para hacer esas cosas", remarcó indignado Mastri.

El edil sentenció que "la denuncia obviamente es por portación de cara. Es increíble la actitud discriminatoria que tuvo la gente del Pro con los que menos tienen".

"Era un caos". Huergo desmintió esos dichos. Según su versión, "el miércoles había una cantidad inusitada de personas esperando para hablar con Mastri. Cuando salgo, veo gente que se estaba peleando, otros que estaban haciendo ruidos con las motos, muchas de éstas sin patentes o escritas a mano. Era un caos y decidí llamar a Tránsito municipal y al comando radioeléctrico porque había muchas irregularidades que merecían ser controladas".

"Era tanta la gente que se originó problemas entre ellos por el lugar en la cola. Afuera había gente que no podía ingresar porque habían cerrado la puerta del Concejo. En fin, algo increíble", dijo Huergo.

"Diariamente Mastri atiende entre 40 y 50 vecinos y en esta época electoral se incrementa notoriamente el número de personas a las que les regalan cosas. El Concejo es del pueblo y no de un partido político. Ahí mismo reparten vales que después canjean por chapas o bolsones en Acción Social. Es una vergüenza", agregó.

Opositor. Huergo mantiene desde hace meses un duro enfrentamiento con la actual gestión municipal. Cobró notoriedad política desde la organización de los llamados "llaverazos" contra la inseguridad y luego se plegó a los cacerolazos. Participó de diversos escraches; uno de ellos contra el actual mandatario venadense.

De marcado perfil antikirchnerista, generó sendas polémicas virtuales con militantes peronistas, especialmente a través de las redes sociales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS