Edición Impresa

Póker de medallas para Argentina en patín

La delegación nacional tuvo su día soñado al conseguir tres preseas de plata y una de bronce.

Martes 11 de Noviembre de 2014

Hablar de podios y de medallas argentinas en la previa del Mundial de patinaje de velocidad que se disputa en Rosario parecía un tema tabú. No porque pudiesen ser imposibles, sino por la realidad del seleccionado, que llegaba en pleno recambio generacional. Desde el seno de la delegación argentina, y sobre todo los entrenadores, preferían referirse a tener la "posibilidad de pelear". Sin embargo ayer, en la tercera jornada del certamen que tiene lugar en Rosario, Argentina se quedó con ¡cuatro medallas! Maira Arias y Ezequiel Capellano (foto) dieron la nota y se colgaron una de plata y otra de bronce, respectivamente. Y luego se consiguieron dos más de plata en las pruebas seniors en ambas ramas, en 3 mil metros relevos seniors. La actuación ya es superadora del Mundial de Bélgica 2013, donde la delegación nacional no logró hacer ningún podio.

Precisamente Arias tenía atragantado desde hacía un año el cuarto puesto que logró en Europa. Y ayer pudo cambiar el sabor con su medalla de plata en 10 mil metros puntos/eliminación en senior damas. La patinadora neuquina residente en Mar Del Plata, que transita su 10º Mundial, dijo que "fue una prueba durísima, por el clima muy caluroso, la pista pesada, no estaba acostumbrada a esta situación porque siempre corremos esta prueba de noche (la lluvia del domingo la postergó para ayer), fue dura, todas la queríamos ganar, empezamos muy juntas y a medida que iban pasando las vueltas me iba dando cuenta de que estaba cada vez más cerca, pero cuando terminó la carrera no sabía si había alcanzado medalla. Cuando me dijeron que había quedado segunda me emocioné mucho".

En la previa, Guillermo Trinaroli, uno de los entrenadores argentinos, destacó a Maira como uno de los nombres a tener en cuenta. Y vaya si cumplió. Por partida doble, por lo que vendría más tarde: "Empezamos con el pie derecho, una medalla atrás de otra en un mismo día es algo que hace mucho no podíamos vivir".

La de ayer fue la cuarta medalla mundialista de Arias tras las conseguidas en 2012 y 2011 (dos). Sin embargo, la alegría no es menor: "Ya es inexplicable agarrar una medalla en un Mundial y mucho más siendo locales, es la primera vez que nos pasa desde 1997 (Mundial de Mar Del Plata), así que estamos muy contentos".

En la prueba en la que Arias subió al podio la medalla de oro fue para la colombiana Johana Viveros y el bronce para Ho-Chen Yang, de China Taipei.

La primera alegría del día para Argentina llegó de la mano de otro de los referentes, el marplatense Ezequiel Capellano, que obtuvo el bronce en los 1.000 metros sprint al quedar detrás de los franceses Ewen Fernández y Alexis Contin.

"Siento una felicidad enorme, era la distancia sobre la que tenía más expectativas así que por suerte se pudo dar, después de tanto entrenamiento, tanto sacrificio...", se sinceró. Y agregó: "Se están viendo los frutos de lo que trabajamos. Aprovechamos la localía y disfrutamos de la gente que nos acompaña, estamos agradecidos".

Capellano, medallista ecuménico en 2006, 2008 y 2012, transitando su 9º Mundial, tampoco toma la premiación como un hecho común: "Esto es un aliento para que los demás vean que se pueden ganar medallas y porque quedan muchas carreras por delante".

Sobre la noche, llegaron dos medallas más plateadas, en los 3 mil metros relevos. Las chicas la consiguieron por la actuación de Melisa Bonnet (anunció el retiro y fue homenajeada), Maira Arias y Rocío Berbel. Los varones hicieron lo propio con Ezequiel Capellano, Juan Cruz Araldi y Ken Kuwada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario