Edición Impresa

Plan Abre: obras que ya le cambian la vida a un barrio

Trabajos realizados por la Municipalidad y la provincia empezaron a generarles expectativa a los vecinos del Fonavi de Grandoli y Gutiérrez, en el extremo sur rosarino.  

Martes 11 de Noviembre de 2014

Las obras de mejoramiento integral en el Fonavi de Grandoli y Gutiérrez, desarrolladas en el marco del Plan Abre, ya muestran avances significativos. Todos estos cambios repercuten directamente en el ánimo y en la vida cotidiana de los vecinos. "Me dan ganas de bajar, hacer mandados, de salir. Antes te daba miedo porque era un desastre. Ojalá que dure muchos años", señaló emocionada Carmen Latorre, una vecina que reside en el complejo habitacional desde la fundación del mismo hace 43 años. La inversión de los gobierno provincial y municipal en el barrio ronda los 14 millones de pesos.

Las tareas incluyen hidrolavado, mejoramiento, impermeabilización de techos fachadas, pintura de muros y aberturas y algunas obras de infraestructura, además de la conformación de consorcios y titularización de viviendas. De este modo, con la articulación entre vecinos, municipio y provincia se contribuye tanto a la mejora de las condiciones habitacionales como a la convivencia urbana y social.

"El fonavi estaba hecho un desastre, nunca se hizo nada. Estuvo bien hasta que lo mantuvimos. Nos tenían marginados", remarcó Carmen respecto al estado de su barrio para luego destacar lo importante y necesario de todas las tareas que se están llevando a cabo. "Es todo una maravilla. Están pavimentando calle Gutiérrez, al lado del parque del Mercado; hicieron todo el zanjeado. Está progresando bastante el barrio.", dijo y subrayó la gran labor que realizan los trabajadores de las cooperativas.

Decisión. El secretario de Estado del Hábitat destacó nuevamente la decisión política del gobernador Antonio Bonfatti y la intendenta Mónica Fein, de priorizar la intervención en los barrios Fonavi. "Apuntamos a recuperar la convivencia entre los santafesinos y fomentar la solidaridad entre vecinos privilegiando el esfuerzo colectivo sobre el esfuerzo individual", dijo.

La primera etapa de obras en barrio Echeverría comenzó por la recuperación (hidrolavado e impermeabilización) de fachadas en dos grupos de torres: uno de 6 torres con pasarelas limitadas por limitadas por Grandoli, Gutiérrez, Alice y Esteban de Luca; y otro grupo de 25 bloques comprendidos entre Uriburu, Isola, Belgrano y M. Santafesinos.

"Estas obras son bárbaras, muy buenas. Si no, nunca hubiésemos podido llegar a pintar los edificios", sumó Angel Marino, otro de los vecinos, sobre la importancia de la intervención del gobierno provincial. "Cuando uno ve su casa linda de afuera, a mí me enorgullece, me da ganas de vivir en ese lugar", continuó.

Más tareas. Entre las obras a realizarse se destacan, además, la recuperación de la calzada del sector estacionamiento para favorecer la accesibilidad a las torres con pasarelas, la reparación o reposición de tramos de caños cloacales o cámaras que puedan encontrarse funcionando de manera deficiente para mejorar las condiciones ambientales, la modernización y despeje de las luminarias del servicio de alumbrado público y una obra de sistema de desagües cloacales.

Como obra emblemática y para mejorar la accesibilidad al barrio, se encuentra en ejecución la remodelación de calle Gutiérrez entre colectora de Circunvalación y avenida Cepeda, dando respuesta así a un pedido histórico de los vecinos.

Trabajos en otros cuatro sectores de la ciudad

El gobernador Antonio Bonfatti y la intendenta Mónica Fein firmaron ayer una serie de convenios para realizar obras en los barrios Nuevo Alberdi, Los Pumitas, Tío Rolo y San Francisquito. La iniciativa, enmarcada en el Plan Abre, demandará una inversión por 19 millones de pesos e incluye trabajos viales, cloacales, pluviales y de construcción de nuevos espacios públicos.

Los documentos que rubricaron Bonfatti y Fein habilitarán a la Casa Gris a transferir los fondos a la Municipalidad de Rosario, que ejecutará las obras en breve. Según estimaciones oficiales, las mejoras beneficiarán a casi 15 mil vecinos.

Bonfatti enfatizó la importancia de la intervención: “La llegada del Estado hace que la gente empiece a pensar en lo colectivo. Con el tiempo, esto va a generar pautas de convivencia diferentes”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario