Edición Impresa

Piden sobreseimiento de Ascaíni tras la pericia que dio azúcar y no cocaína

Es el acusado de narco cuya conducta complica a Tognoli. Para la defensa las pruebas se cayeron. Asombroso informe del laboratorio policial alivió a un presunto traficante de Villa Cañás.

Martes 30 de Octubre de 2012

La defensa de Carlos Andrés Ascaíni, un hombre de 37 años de Villa Cañás acusado de comercializar drogas, solicitó ayer el sobreseimiento de su cliente, basado en el resultado de una pericia oficial que arrojó que la sustancia que le fue secuestrada en ocasión de su captura era una mezcla de azúcar y anestésicos. Sólo en un 4 por ciento en el paquete que la contenía había cocaína.

Ascaíni es la persona que, según la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), recibió ayuda gestionada por la policía de Santa Fe, que le avisó que un par de vehículos que lo perseguían pertenecían a la PSA. Por este caso el ex jefe de policía provincial, Hugo Tognoli, está detenido hace ocho días (ver nota central en la página 32).

El pedido de sobreseimiento por atipicidad ingresó ayer pasado el mediodía en el juzgado federal Nº 4, a cargo de Marcelo Bailaque. "Pedimos el sobreseimiento porque no hay lesión a un bien jurídico tutelado. No puede haber daño a la salud pública en un paquete con 1,100 kilo de azúcar y 40 gramos de cocaína. Si consideran que eso es droga no puede tener fines de comercialización. A lo sumo sería un caso de tenencia. Pero nosotros incluso rechazamos eso porque el acta de procedimiento tiene vicios que justifican su anulación", sostuvo Guillermina Almada, abogada defensora.

Ascaíni fue detenido por supuesto azar el 8 de mayo pasado en el cruce de las rutas 90 y 94 cerca de Teodelina por personal de la Brigada Operativa de Drogas de Venado Tuerto. Le imputaron tener en su Audi A4 un 1,168 kilo de cocaína, un arma de fuego y 5.004 pesos. La pericia realizada por el Laboratorio Químico de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones determinó que la sustancia que le secuestraron era cocaína sólo en un 4 por ciento de su peso total.

¿En el depósito judicial? El desconcertante resultado es fuente de enorme suspicacia. Cuando detuvieron a Ascaíni le atribuyeron haber dicho a éste que identificaría a los policías de los que había recibido protección durante años. Frente a eso impera la idea de que, con el fin de silenciarlo, alguien habría cambiado la droga incautada por la sustancia que ahora resulta ser mayormente azúcar. O bien que, en el marco de una interna a otro nivel, alguien civil que tiene llave reemplazó la sustancia en el depósito de los Tribunales Federales de Oroño al 900.

Como efecto de esto está el hecho de que no habría pruebas en contra de Ascaíni, lo que implicaría su desvinculación de la causa penal y, por consiguiente, su liberación.

Las reacciones. El caso es complejo porque Ascaíni fue denunciado de haber prosperado en su presunta actividad ilícita en Villa Cañás por gozar de tolerancia policial por legisladores del departamento General López. Uno de ellos, el diputado radical Maximiliano Pullaro, manifestó su contrariedad. "Si Ascaíni queda libre por las razones que se comentan sería un retroceso y un escándalo fenomenal ya que estamos ante uno de los narcos mas reconocidos del sur santafesino. Esto que está sucediendo confirmaría nuestras denuncias de connivencia entre algunos policías, sectores de la Justicia y quienes venden droga", señaló.

"¿La prensa que se encontró en su casa tras el allanamiento era para fraccionar azúcar? Ascaíni tiene un sofisticado circuito de seguridad en su mansión de Villa Cañas. ¿De qué se tenía que cuidar? ¿Cómo sucedió que la cocaína se convirtió en azúcar? ¿Los policías que lo atraparon no supieron reconocer la diferencia entre una cosa y otra? Esta nueva situación nos genera una clara sospecha de que cambiaron el contenido de la sustancia. Se tiene que investigar a fondo porque es un escenario incomprensible en especial para todos aquellos que decidimos no mirar para otro lado", sostuvo.

Ascaíni aparece como empresario legal inscripto ante el fisco. "Se dice que Ascaíni tiene todo en regla. Es increíble que haya contadores que cobren honorarios para ordenar las cuentas de un narco. Esos profesionales deberían explicar que consiguieron una buena posición económica blanqueando la plata que los traficantes le sacan a miles de jóvenes que padecen de adicciones".

"Notorio cambio de vida"

Villa Cañás.— El intendente de Villa Cañás, Roberto Gizzi, acusó a los jefes comunales del justicialismo departamental de “hacerse los distraídos” los últimos cuatro años con el tema del narcotráfico y lamentó la posibilidad de que el vecino de su localidad Carlos Andrés Ascaíni pueda quedar en libertad. Asimismo, se mostró sorprendido con los resultados de prueba de laboratorio que señalan la presencia de azúcar y no de cocaína en el auto del supuesto traficante, que hacía aportes a las instituciones de la ciudad y que “cambio notoriamente su nivel de vida”.

“El narcotráfico es uno de los problemas que afrontamos a diario. Después nos quejamos los intendentes por la inseguridad, la violencia y la ruptura que se genera dentro de cada sociedad. No creo que el único caso sea Villa Cañás. Hay en todas las ciudades, pero a veces no se denuncia y las cosas pasan a segundo plano”, dijo Gizzi a LT 29 de Venado Tuerto.

“Cuando asumí las funciones —añadió el intendente— este tema lo comentaba la gente en las reuniones. Lo veíamos a diario. Pasa que en cuatro años no se ha hecho absolutamente nada. Pero uno los ve cómo se manejan. Hacen aportes a instituciones locales tratando de quedar bien”.

Sobre el nivel económico de Ascaíni, el intendente contó que “realmente tuvo un cambio muy importante en su vida. De cualquier manera ha generado un capital en muy corto plazo. Sabemos y lo dice la comunidad de la forma en que se manejaba. Esto es así y no lo vamos a tapar: es la realidad”.

“Ahora salen algunos funcionarios de la zona a decir que habían planteado algunos hechos particulares con versiones propias y de vecinos. Les pido que se hagan cargo y en eso hago responsables a muchos presidentes de comunas e intendentes del departamento General López”.

Gizzi se refiere a José Freyre, quien hace tres años elevó un informe al entonces ministro de Gobierno Antonio Bonfatti denunciando la connivencia de ciertos sectores policiales con grupos delictivos y de narcotraficantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario