Edición Impresa

Piden que Pablo Migliore vaya a juicio

Es por encubrir a uno de los líderes de la barra brava de Boca Juniors, Maximiliano Mazzaro, cuando éste se encontraba prófugo por el homicidio de un vecino cometido en 2011, en el barrio porteño de Liniers.

Martes 09 de Julio de 2013

Un fiscal pidió que el arquero Pablo Migliore sea sometido a juicio oral y público por encubrir a uno de los líderes de la barra brava de Boca Juniors, Maximiliano Mazzaro, cuando éste se encontraba prófugo por el homicidio de un vecino cometido en 2011, en el barrio porteño de Liniers.
  El pedido del fiscal en lo Criminal Instrucción porteño Andrés Madrea recayó también sobre otro barra “xeneize”, Maximiliano Levy, y Claudia Pacheco, vinculada a una facción de la hinchada de San Lorenzo, último club en el que atajó Migliore en la Argentina. El representante del Ministerio Público Fiscal solicitó que el futbolista y Levy sean juzgados por “encubrimiento agravado”, mientras que a la mujer le atribuyó el mismo delito pero en la modalidad “simple”.

   En su requisitoria, el fiscal afirma que “el día 23 de febrero de 2013 se realizó una llamada desde el abonado utilizado por Migliore” y que de esa comunicación surgió que éste estaba junto a Mazzaro, por entonces prófugo por el mencionado homicidio de Ernesto Cirino.
  Según Madrea, en esa ocasión, el barrabrava de “La 12” utilizó el teléfono de Migliore para pedirle a un supuesto mecánico de autos que le “armara” un vehículo, el cual iba a ser retirado por el arquero porque él “no podía ir a ningún lado”.El fiscal también basó su pedido en una serie de escuchas telefónicas en las que Mazzaro estaría junto a Levy, quien aparentemente buscaba favorecer la situación del líder de la barra boquense prófugo.

   Por su parte, Pacheco aparece en conversaciones telefónicas con Migliore aconsejándole que tuviera “más cuidado” con lo que hablaba con una ex pareja de uno de los prófugos porque tenía la línea “pinchada” y algunas llamadas figuraban bajo “secreto de sumario” en la causa a cargo del juez de Instrucción Manuel De Campos.
  Para Madrea la prueba reunida “resulta suficiente” para demostrar que Migliore, Levy y Pacheco actuaron para frustrar el accionar de la Justicia y el avance de la investigación del crimen de Cirino.
  Además, el fiscal rechazó que entre Migliore y Mazzaro existiera una “amistad íntima”, uno de los eximentes de responsabilidad penal en el delito de encubrimiento.
  Cirino murió el 11 de agosto de 2011 en el hospital Santojanni luego de haber sido atacado a golpes dos días antes en Liniers, a raíz de un conflicto con su vecino Gustavo Petrinelli, cuñado del entonces jefe de “La 12”, Mauro Martín.

   Según la causa, Petrinelli se comunicó con Martín y éste fue hasta ese lugar junto otras dos personas y agredieron a Cirino, porque al primero le molestaba el lugar donde orinaba la mascota del vecino.
  En enero, Petrinelli y Martín fueron detenidos por el homicidio, mientras que se ordenaron las capturas de Mazzaro y de Daniel Whebe, quien aún permanece prófugo. Luego, a partir de las escuchas telefónicas, Migliore fue detenido el 31 de marzo al término de un partido en el Nuevo Gasómetro y liberado 40 días después, luego de que admitiera su amistad con Mazzaro, quien fue detenido el 7 de junio último por la Policía Federal en pleno centro porteño y dos semanas después el juez De Campos lo procesó con prisión preventiva, tal como lo había hecho con Martín y Petrinelli.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS