Edición Impresa

Piden la libertad de un policía ligado a la banda

La defensa del policía Sergio Blanche, detenido bajo prisión domiciliaria acusado de aportar logística a la banda de Los Monos, pidió ayer que se le otorgue la libertad debido a que la causa está cerrada...

Miércoles 15 de Abril de 2015

La defensa del policía Sergio Blanche, detenido bajo prisión domiciliaria acusado de aportar logística a la banda de Los Monos, pidió ayer que se le otorgue la libertad debido a que la causa está cerrada, en etapa de sentencia y que no representa riesgo procesal. Además, fustigaron la “arbitraria” resolución del juez Juan Carlos Vienna que ordenó la restricción, ya que a otros empleados policiales implicados en el mismo expediente y procesados por idénticos delitos les otorgó la libertad “de oficio”. La fiscalía se opuso al atribuirle vínculos concretos con líderes del clan de barrio Las Flores, constatadas en escuchas telefónicas con uno de los prófugos de la causa que se cerraría en un controvertido juicio abreviado (ver nota central). La Cámara Penal pasó a un cuarto intermedio hasta el viernes, cuando dará el fallo.

Sergio Blanche, ex subjefe de la brigada de Homicidios de la policía provincial, fue detenido el 17 de octubre de 2013 tras incorporarse al expediente escuchas en las que integrantes de Los Monos lo mencionan como proveedor de municiones para cometer ilícitos.

En una audiencia celebrada ayer en Tribunales y ante el juez penal Daniel Acosta, los abogados de Blanche, Paul Krupnik y José Nanni, argumentaron la apelación a la resolución que en febrero denegó la libertad a su cliente. Dijeron que no existe peligrosidad procesal ni riesgo de fuga porque “nunca violó los requisitos y siempre estuvo presente en su casa durante los controles que se hicieron en los 18 meses de detención”. Y que ese tiempo “supera la pena mínima en expectativa que se le podría imponer”, recalcó Nanni. Y criticó que no hay “equiparación de la coerción” respecto a otros policías procesados en la causa, quienes gozan libertad “de oficio”.

A su turno, Krupnik dijo que la “arbitraria” decisión del juez, “es rayana con el prevaricato, que se circunscribe en la denominada ley de encaje. Hizo lo que mejor le vino a la cabeza”, fustigó.

En tanto, los fiscales de Cámara, Guillermo Camporini y Cristina Rubiolo, pidieron que se confirme la denegatoria de libertad. “La igualdad con los otros imputados no es a rajatabla. El juez ponderó cuestiones personales y su rango, lo cual podía entorpecer la pesquisa”, evaluó Rubiolo. Camporini fue más directo. Recordó que en el momento más “ardiente y caliente de la causa se detectó a Blanche en conversaciones telefónicas con el prófugo Ramón Monchi Cantero Machuca y el operador financiero del grupo, Mariano Ruiz, donde quedó en evidencia que le aportaba municiones al clan Cantero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario