Edición Impresa

Piden a la CNC investigar el origen de los mensajes "agendame"

ONG's solicitarán hoy a la repartición que controla las comunicaciones su intervención ante potenciales delitos. Fue después de una nueva oleada de mensajes con el texto "agendame".

Martes 07 de Octubre de 2014

Después de una nueva oleada de mensajes con el texto "agendame" recibidos por una importante cantidad de celulares de la ciudad durante el fin de semana pasado, organizaciones de consumidores llevarán hoy su preocupación a la reunión que, cada quince días, mantienen con autoridades de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) en Buenos Aires. La intención de las entidades de usuarios es que el organismo actúe de oficio para investigar su origen y la posible comisión de delitos detrás de esos SMS.

"Agendame", decía el mensaje que recibieron en sus celulares decenas de rosarinos durante el fin de semana con la característica 0261, la misma que tiempo atrás utilizaron delincuentes para realizar secuestros virtuales desde la cárcel en Mendoza.

La recomendación del delegado para el sur provincial de la Comisión de Comunicaciones, Iván Durigón, es no responder a esos mensajes si el usuario considera que su origen es "sospechoso".

Tanto las ONG's y como la Justicia coincidieron en la necesidad de evitar contactarse con esos números para reducir las posibilidades de ser víctimas de un potencial delito.

Otros usuarios reconocieron que en las últimas semanas recibieron, con esa misma característica, supuestas publicidades y ofertas de equipos de alarma y de otros productos que ofertan dispositivos de seguridad para la casa o el auto. El intentar contratar esos servicios sin conocer al proveedor puede convertirse, en realidad, en un insumo clave para los delincuentes.

Hasta el momento no se registraron denuncias de personas respecto de delitos producidos después de recibir esos mensajes, como fraudes, secuestros virtuales o ventas compulsivas de productos.

El envío masivo de mensajes no se limitó a Rosario sino que fueron recibidos por celulares radicados en distintos puntos del país.

Por todo eso, y tras la nueva catarata de mensajes de texto, las ONG's llevarán esta preocupación a la mesa de diálogo que, en el ámbito de la CNC, se realiza en la Capital Federal para tratar temas referidos a la problemática de los consumidores.

Si bien el tema no figuraba en la agenda inicial de tratamiento entre organizaciones y autoridades de la CNC, la reiteración de esos hechos provocó su inclusión. Así lo apuntó Marcos Aviano, dirigente del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac). De ese cónclave participarán representantes de entidades de usuarios de todo el país.

Además de las sospechas que puedan existir acerca de que esos mensajes de texto constituyan el puntapié para un secuestro virtual, las organizaciones de consumidores también barajan otras hipótesis: que detrás de esa modalidad de SMS haya empresas que intenten sortear el registro "no llame" para captar clientes, estableciendo un contacto que las habilite después a ofrecer productos de distinta índole (evitando ser denunciadas).

Más puntos a discutir. Por otra parte, en la reunión de hoy entre las autoridades de la Comisión de Comunicaciones y las entidades de consumidores está agendado avanzar sobre la posibilidad de que los usuarios remitan cartas documento de forma gratuita para frenar determinados consumos, aunque limitado a ciertos casos.

Es que en la actualidad utilizar ese mecanismo tiene un costo de 122 pesos, monto que para muchos usuarios resulta oneroso para hacer, justamente, una solicitud de algo que considera de por sí excesivo.

La intención de las organizaciones de consumidores apunta a replicar, en cierto modo, a lo que ocurre en el mundo laboral, donde el costo de la carta documento enviada por el trabajador (22,50 pesos) es pagada por el Ministerio de Trabajo, mientras que si la remite el empleador la paga la empresa.

De todos modos, el planteo de las ONG's debe sortear todavía algunas instancias para lograr ese objetivo.

En la mesa de discusión también estará la discusión de la difusión de los avances para declarar a la telefonía celular como servicio público.

En ese sentido, existen varios proyectos de ley. Incluso, algunas de esas iniciativas perdieron estado parlamentario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario