Edición Impresa

Piden baños en planta baja para discapacitados en bares de Pellegrini y Pichincha

Una ONG recorrió locales gastronómicos en ambos corredores turísticos y constató incumplimientos de la ordenanza vigente. La idea es que se multipliquen comercios inclusivos.

Lunes 07 de Octubre de 2013

"Estamos haciendo el trabajo de los inspectores municipales. Esperamos que esto sirva para sensibilizar a la población y a los comerciantes. Y ojalá que la Intendencia tome nota y el año próximo tengamos más rampas de acceso a los locales y en las veredas y los baños en planta baja, como dice la ordenanza". Categórico, el presidente de la ONG Sin Barreras, Claudio Halcovich, se refirió al relevamiento que la organización no gubernamental vinculada a la discapacidad realizó en 33 locales ubicados en el corredor gastronómico de avenida Pellegrini y en otros tantos de la zona de Pichincha. Si bien la campaña fue de concientización, en la institución instaron a que se favorezca la accesibilidad de personas con movilidad reducida.

La verificación de Sin Barreras se hizo en conjunto con la Federación Rosarina de Paseos Comerciales, a cargo de Fabio Acosta, con el objetivo de identificar las barreras arquitectónicas y promover la accesibilidad a personas con discapacidad en bares, restaurantes, parrillas y locales de Pellegrini, entre Maipú y Dorrego, en ambas veredas.

En cada uno de los 33 comercios visitados durante las dos horas de la recorrida se entregaron copias de la ordenanza Nº 6.501, que da cuenta de la obligatoriedad de los locales habilitados a tener baños en planta baja.

La movida fue con la clara pretensión de sensibilizar a los privados para que se multipliquen los comercios inclusivos.

En lo referido a barreras urbanísticas, se relevaron todas las esquinas y, respecto del numero de rampas en veredas, el resultado arrojo que todavía existen cruces importantes sin ellas, lo que dificulta el traslado (tanto de norte a sur como de este a oeste) en sillas de ruedas.

Cabe recordar que en el marco del presupuesto participativo, existen propuestas para el distrito centro que incluyen rampas para discapacitados en todo el barrio Abasto, inclusive Pellegrini.

"Fundamentalmente, pedimos un baño al que podamos ingresar todos y rampas para acceder a los a comercios, ya que los escalones dificultan la movilidad", apuntó Halcovich. Y, si bien existen locales en infracción a la norma vigente, otros cumplen con la reglamentación.

Para estos últimos, la ONG no descarta colocarles un adhesivo en sus vidrieras felicitándolos por promover la inclusión de personas con discapacidad.

Llamado de atención. "Hicimos el trabajo que deberían realizar los inspectores de la Municipalidad. Nosotros sensibilizamos y no multamos, pero para fin de año, con la mayor cantidad de datos posibles, vamos a elevar notas al Concejo Municipal y la Intendencia con el objetivo de que hagan lo que corresponde. Veremos si el año próximo ejecutan alguna obra y sancionan a quienes corresponda", remató Halcovich.

El relevamiento planificado para Pichincha, en su sector gastronómico, abarcó la zona de Oroño y Salta, hacia el río Paraná.

Se recorrieron veredas y calles en las que faltaban rampas en las esquinas. Y se verificaron los comercios que deben tener baño para discapacitados en planta baja, que totalizaron 20.

Asimismo, les entregaron a los propietarios de los comercios la ordenanza correspondiente (ver aparte) con el objetivo de sensibilizar al rubro.

Lo cierto es que sin Barreras, junto a la Federación de Paseos Comerciales, encontró casos en Pichincha y en avenida Pellegrini y, en algunos casos, son edificios del patrimonio arquitectónico que les impide cambiar la fisonomía, lo que dificulta la realización de los sanitarios para discapacitados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS