Edición Impresa

Picardi: "Los shoppings no van a cerrar por esta ley"

El diputado del Frente Para la Victoria (FPV) Marcelo Picardi, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara Baja provincial explicó los alcances de la iniciativa.  

Lunes 14 de Octubre de 2013

El diputado del Frente Para la Victoria (FPV) Marcelo Picardi, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara Baja provincial, espacio desde el que se impulso la ley de descanso dominical para empleados de comercio que obtuviera media sanción el jueves pasado, negó enfáticamente que los shopping vayan a cerrar los domingos.

"El anteproyecto lo hace el Sindicato de Empleados de Comercio. Ellos lo discutieron durante mucho tiempo y cuando lo consensuaron nos lo acercaron a la comisión de Asuntos Laborales, para que adquiriera estado parlamentario. A partir de allí me comprometo con los trabajadores a impulsar el camino legislativo y comenzamos a trabajar en el proceso de alcanzar acuerdos con las contrapartes empresarias", dijo el legislador y agregó que "fueron muchas las reuniones en Rosario y Santa Fe con entidades empresariales y todo finalizó con una en la Legislatura con todas las partes juntas de la cual surgió el proyecto que finalmente ingresamos formalmente a la Cámara y que fue luego también debatido en otras comisiones del cuerpo antes de ir al recinto donde se votó y obtuvo media sanción", indicó.

—¿Tuvo amplio respaldo?

—El único bloque que se opuso fue el de la Unión Cívica Radical. Los demás, en una amplia y clara votación de 38 a 6, estuvieron a favor. En la comisión de Laborales tenemos representación de prácticamente todo el arco político legislativo. El diputado Darío Boscarol, representante radical en la comisión, no participó de ninguna de las reuniones durante los varios meses en que se desarrolló el proceso, con excepción de la última a la asistió y a la que vino a plantear que no estaba de acuerdo con el proyecto y nos pide más tiempo para analizar algunos puntos.

—A la luz de las polémicas actuales, ¿pudo tener razón Boscarol?

— Argumentó que la idea debió trabajarse con más tiempo. Llama la atención, máxime teniendo en cuenta el previo consenso alcanzado en el Concejo Municipal de Rosario en el que los ediles avalan por unanimidad —radicales inclusive— el proyecto. Cito esto porque la ley beneficiaría a 48 mil trabajadores de comercio de la ciudad.

—La idea que parece haber trascendido es que si esta ley termina aprobada los domingos estará todo cerrado.

—Es una idea totalmente falsa. La ley habla de horario de apertura y cierre. En las grandes superficies, los negocios que podrían cerrar: un local de 70 metros cuadrados si lo atienden sus dueños puede estar abierto. Los demás, que es el 75 por ciento de las superficies de los shoppings: comidas, recreativos, farmacias, etc., estarán abiertos. No es verdad que se vayan a cerrar los shopings los domingos. Por ende, el argumento de que la ley afectará el paseo de la gente e influirá negativamente en el turismo, no es correcto.

—Si un dueño quiere abrir y acuerda condiciones especiales con sus empleados, ¿puede hacerlo?

—La ley dice que no. En todo caso después si eso entra en alguna negociación entre gremio y empresarios es una hipótesis que como legislador no puedo siquiera aventurar. Yo debo referirme a la ley.

—¿Se corre riesgo de que la rigidez de la norma afecte el derecho constitucional a la libertad de trabajo, como algunos argumentan?

— El proyecto busca un día a favor de trabajador. No se puede partir de análisis que lo ubican como un perjuicio. Porque en la práctica el empleado de comercio, en una inmensa mayoría, perdió ese descanso y en no pocos casos a cambio de nada. No hay pagos extras sino compensaciones que suelen ser días francos rotativos con lo que les cambian el descanso dominical —ese que muchos dedican a pasear con sus hijos y por eso se preguntan alarmados si el shopping estará cerrado— por un día de semana. No es cierto que los mercantiles que trabajan los domingos cobran doble o triple.

—Usted dice que hay consensos, pero los comerciantes están alzando sus voces.

—Ellos comenzaron a preocuparse en las últimas horas cuando advirtieron que la ley se aprobaría en Diputados. Pero frente a los muchos meses en el proceso de la ley y ante los muchos años que vienen sosteniendo el reclamo desde el gremio, nada han dicho.

—¿La idea del domingo se condice con las prácticas familiares actuales?

—Es verdad que hay costumbres que varían , pero en todo caso lo que haga cada familia no es materia al alcance de la legislación, la ley debe permitir que si quieren sentarse a la mesa todos juntos o pasear en bicicleta en una plaza, lo puedan hacer. Los mercantiles actualmente no pueden hacerlo.

—¿Piensa que el Senado aprobará esta ley?

—Hemos hecho un gran trabajo con tiempo y seriedad, confío en que los senadores lo transforme en ley.

crisis de deuda

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS