Edición Impresa

Petroleros acordaron un bono de fin de año de $4.000

La distribución de garrafas en las provincias del Litoral y otras regiones del país comenzó a normalizarse durante la jornada de ayer después de que los trabajadores de la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles...

Martes 30 de Octubre de 2012

La distribución de garrafas en las provincias del Litoral y otras regiones del país comenzó a normalizarse durante la jornada de ayer después de que los trabajadores de la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles llegaran a un acuerdo salarial y levantaran el paro que habían lanzado a última hora del domingo.

Así lo aseguró el secretario general de la Federación, Alberto Roberti, quien indicó que la medida de fuerza quedó sin efecto tras una reunión realizada en el ministerio de Trabajo.

Durante el encuentro, las partes acordaron que en noviembre se complete con un 12 por ciento restante un incremento salarial del 24 por ciento, en el marco de una paritaria que se había trabado por diferencias entre las partes.

También arreglaron que los trabajadores percibirán por única vez una suma fija de 4.000 pesos, en dos cuotas de $2.000 cada una, repartidos entre el mes que viene y diciembre.

De esta manera, ese gremio se convierte en uno de los primeros en agregar a los acuerdos paritarios un bono de fin de año.

Ayer, empresas distribuidoras de garrafas de gas de la región habían denunciado faltantes de ese producto, y desde la Federación habían admitido que eso se debía al paro por tiempo indeterminado que lo operarios mantenían en reclamo de mejoras salariales.

En Santa Fe, el titular de la filial San Lorenzo del Sindicato del Petróleo y Gas, Rubén Pérez, explicó que hasta la resolución del conflicto "el paro se cumplió a pleno", y que el stock sólo iba a alcanzar hasta la jornada de mañana. El dirigente gremial cargó las tintas especialmente contra la petrolera estatal YPF.

"Antes la empresa discutía en paritaria con el resto y acataba los acuerdos. Ahora argumentan que son el Estado nacional y no van a aceptar ninguna presión", cuestionó con bastante dureza Pérez.

Además, las distribuidoras de garrafas de gas de la capital de la provincia de Corrientes aseguraron que estaban "desabastecidas" debido a la paralización de las actividades en las plantas envasadoras.

En la misma situación de desabastecimiento se encontraban las empresas distribuidoras de las provincias de Formosa, Misiones, Chaco y el norte de Santa Fe, donde no existe el servicio de gas por red para consumo domiciliario.

El paro de los operarios también se sintió en Tucumán, donde el titular de la filial provincial del gremio, Rafael Suárez, señaló que "en las plantas fraccionadoras no se trabajaba".

El propio Roberti había advertido incluso que a partir de ayer iba a escasear el producto en todas las provincias que no poseen redes distribuidoras de gas natural por cañerías.

El dirigente sindical recordó que el gas licuado de petróleo es un producto que no se puede almacenar por la cuestión de la seguridad, sino que se verifican entregas diarias.

La protesta paralizó las tareas en yacimientos, destilerías y centros de distribución en los partidos bonaerenses de Avellaneda, Bahía Blanca y Campana.

También se sintió en otras partes del país como Córdoba, Catamarca, La Rioja, Formosa, Corrientes, Chaco, Misiones, Chubut, Entre Ríos, Mendoza, San Luis, San Juan, la Cuenca Austral, Rosario, Río Negro, Santa Cruz, Santa Fe, Salta y Jujuy, entre otros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario