Edición Impresa

Petrobrás: un juez pidió movimientos migratorios del ex ministro De Vido

Repercusión local. El juez federal Sebastián Ramos le solicitó a Migraciones que informe las entradas y salidas del ahora diputado, investigado por presuntas coimas.

Lunes 04 de Abril de 2016

El juez federal Sebastián Ramos pidió a la Dirección Nacional de Migraciones que informe las entradas y salidas a la Argentina del ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional Julio de Vido, investigado por presuntas coimas que habrían existido para vender acciones de Petrobrás a una compañía aliada al kirchnerismo.

Se trata del escándalo que explotó en Brasil y que repercutió en la Argentina luego de que un "arrepentido" apuntó contra el ex ministro De Vido y el ex funcionario menemista Roberto Dromi por la adquisición de Transener en 2006 por parte de la empresa Electroingeniería, cercana al kirchnerismo.

Según publicaciones del diario Folha de San Paulo, el lobbista Fernando Soares, o Fernando Baiano, uno de los arrepentidos en el caso que investiga coimas millonarias en Brasil, apuntó hacia De Vido y Dromi por la compra de las acciones que Petrobrás tenía en Transener a manos de Electroingeniería.

El "arrepentido" dijo que se hicieron maniobras para evitar que las acciones se vendan a la empresa norteamericana Elton Park.

Incluso —tal como sostiene una presentación de la diputada Elisa Carrió— un ex directivo de Petrobrás, Néstor Cerveró, que es otro de los arrepentidos, declaró en la Justicia de Brasil que pagó en 2007 unos 300 mil dólares de coima por esa venta.

"El ministro Julio De Vido me convocó personalmente a su gabinete y determinó que sólo podríamos venderla para Eletroingeniería, empresa amiga", dijo Cerveró cuando declaró ante la Justicia de su país.

Luego de que impulsara la causa la fiscalía a cargo de Gerardo Pollicita, el juez Ramos solicitó a Migraciones los entrantes y salientes de De Vido y otros implicados, así como de los dos "arrepentidos": Soares y Cerveró.

En ese sentido, mediante oficio pidió a la Dirección Nacional de Transporte Aéreo detalle de vuelos hechos por De Vido y demás investigados al exterior, así como a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) los viajes de cabotaje entre 2005 y 2007.

Además, el juez requirió vía exhorto a Brasil los testimonios de Soares y Cerveró, pero también el del lobbista Jorge Luz, quien se habría contactado con el segundo de ellos por la operación de venta.

También reclamó al Banco Central detalles sobre los movimientos bancarios de las cuentas de las empresas Electroingeniería y Enarsa, entre 2005 y 2007, cuando tuvieron lugar los presuntos hechos, además de operaciones comerciales hechas en el exterior.

Asimismo, el juez solicitó informes a la Secretaría de Energía y a Defensa de la Competencia, así como a la Sindicatura General de la Nación (Sigén).

El caso de Petrobrás generó un terremoto político en Brasil, donde se suceden denuncias que no solo involucran a funcionarios del gobierno de Dilma Rousseff, sino también a altos dirigentes de la oposición del vecino país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario