Edición Impresa

Pese a la gran cosecha de soja, la Bolsa alertó sobre problemas en el agro

En el inicio simbólico del período de comercialización de la oleaginosa, el presidente de la entidad pidió al gobierno quitar restricciones al mercado de trigo y maíz.

Sábado 26 de Abril de 2014

La Bolsa de Comercio de Rosario le dio inicio formal al año de comercialización de la campaña agrícola 2013/14 con el remate del primer lote de soja de la temporada. En el acto ya tradicional de esa entidad, el sector le pidió una vez más al gobierno la eliminación de las retenciones a las exportaciones, menos intervención estatal en el mercado y mejoras sustanciales en las infraestructuras de transporte vial.

"La cosecha de soja llegará a un récord de 55 millones de toneladas y eso debería llevarnos a la alegría, pero sin embargo hay que manejarse con prudencia", señaló durante su discurso el presidente de esa entidad, Raúl Meroi, quien puntualizó que "las malas experiencias recientes" con las políticas oficiales de regulación generan en los productores "falta de confianza".

Acompañado por una platea que incluyó al gobernador Antonio Bonfatti, a la intendenta Mónica Fein y a autoridades nacionales de segunda línea (estuvieron presentes el subsecretario de Agricultura de la Nación, Marcelo Yasky; y el subsecretario de Agregado de Valor y Nuevas Tecnologías, Oscar Solís) desde la Bolsa alertaron por la excesiva sojización de la agricultura argentina, que explicaron por la falta de incentivos para ir hacia otros cultivos como el maíz y el trigo.

"Los productores desconfían de los esquemas de comercialización y entonces van a lo seguro", destacó Meroi, quien insistió en la idea de que las políticas intervencionistas del gobierno kirchnerista "no respondió a las necesidades" del sector. Reclamó la eliminación o reducción de retenciones al girasol para dejar "que los mercados se expresen libremente".

También renovó el pedido para que se habilite nuevamente el régimen de importación temporaria de soja de los países limítrofes, lo que ayudaría a reducir la capacidad ociosa de las plantas de molienda del complejo sojero local.

Como viene pasando desde hace varios años ya, se actualizó desde el sector privado la demanda hacia los gobiernos nacional y también provincial respecto al estado de las rutas que se utilizan para sacar la cosecha. Bonfatti señaló que desde su gestión existe la mejor voluntad para avanzar en desarrollos viales, pero dijo que no hay que pensar que el problema de la infraestructura "es una cuestión de la que sólo debe ocuparse el Estado".

Otro tramo del discurso de Meroi apuntó a la actualidad de la industria del biodiesel, que pasó en pocos años de un crecimiento vertiginoso a una crisis. "Subieron las retenciones y desdoblaron los precios para el mercado interno", afirmó Meroi, a lo que se sumaron las medidas proteccionistas adoptadas en Europa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario