Edición Impresa

Pellegrino ya no es el entrenador pincharrata, el próximo rival canalla

La dirigencia de Estudiantes de La Plata tomó la decisión ayer de interrumpir el contrato de Mauricio Pellegrino, quien se fue con duras críticas a la cúpula encabezada por Juan Sebastián Verón, que ahora...

Miércoles 15 de Abril de 2015

La dirigencia de Estudiantes de La Plata tomó la decisión ayer de interrumpir el contrato de Mauricio Pellegrino, quien se fue con duras críticas a la cúpula encabezada por Juan Sebastián Verón, que ahora intenta cerrar la llegada de Gabriel Milito para que tenga su primera experiencia como DT de un equipo profesional.

A pesar que el DT tenía contrato hasta diciembre de 2015, luego de la derrota del lunes por la noche frente a Tigre la comisión directiva encabezada por Juan Sebastián Verón decidió su salida.

“Hemos tomado la decisión de interrumpir el contrato de Mauricio, agradecemos al Flaco el esfuerzo y profesionalismo, se cumplió un ciclo, con dolor lo despedimos”, anunció el manager Agustín Alayes en conferencia de prensa, en el country de City Bell.

A su lado, Pellegrino esperaba su turno para despedirse con munición gruesa contra la dirigencia, a la que acusó de haber sido “injustos” con esta decisión.

“Es un momento de mucho dolor personal y profesional. Hay que seguir, el fútbol es así, creo que es totalmente injusto, creo que hemos estado hablando una hora y media de fútbol antes de decírmelo porque no se animaban a hacerlo”, afirmó Pellegrino, en una charla en la que no se permitieron preguntas.

En ese sentido, el ahora ex entrenador del Pincha enumeró tres situaciones que decantaron su salida: rendimiento del equipo -de lo que se hizo cargo-, el calendario y la atmósfera que se creó en esta última semana.

“Respecto al calendario, considero que nos ha costado muchísimo mantener la intensidad a nivel competitivo, si no hubiéramos clasificado a la Copa Libertadores estoy convencido de que sería distinto”, indicó. Y, en su frase más dura, agregó: “La atmósfera que se creó hizo que mi imagen ante el plantel se debilitara tanto desde afuera como desde adentro. Hay que buscar un golpe de efecto y creo que es entendible esta decisión”.

Además, Pellegrino elogió al plantel que condujo durante los últimos dos años e insistió en que “siempre” será un poco hincha de Estudiantes, luego del cariño que le tomó. “Siempre voy a ser un poco hincha de este club, han sido dos años fantásticos, hemos hecho muchas cosas buenas y creo que no han ido de la mano las exigencias externas con un modelo de saneamiento constante”, sostuvo. Y completó: “Sé que este equipo va a mejorar, lo mejor de este equipo está por venir. Mística para mí es algo que sale del espíritu de cada uno en momentos difíciles como este. La vida y el fútbol están hechos de malos momentos”.

Su ciclo duró dos años: Pellegrino ganó 39 encuentros, empató 30 y perdió 26, con una eficacia del 51,57 por ciento.

Es sabido que los nombres de Gabriel Milito y Matías Almeyda son del agrado del presidente, no obstante algunas fuentes allegadas a Verón indican que ya tiene decidido contratar al ex Independiente, razón por la cual su llegada se concretaría a la brevedad y el viernes estaría en el estadio observando el partido entre Estudiantes y Central para luego asumir.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario