Edición Impresa

Pelea entre dos barras terminó con un muerto y heridos en Santa Isabel

La víctima fatal al parecer no tenía relación con el motivo de la reyerta, que según los testigos se dio por un "asunto de polleras". La riña se dio entre chabasenses e isabelenses. El fallecido, de 20 años, recibió unas 10 puñaladas y se desplomó ante un bar.  

Martes 23 de Julio de 2013

Un joven muerto tras una pelea de dos barras de jóvenes a la salida de un boliche en Santa Isabel. La batalla campal entre los dos grupos, uno de esta localidad y otro de la vecina Villa Cañás, culminó no sólo con una víctima fatal sino con, tres heridos de consideración y siete detenidos.

El hecho ocurrió en la mañana del domingo a la salida de un bar ubicado en un populoso sector de la localidad isabelense. La víctima fatal, oriunda de esta población, es Abel Humberto Zanabria, de unos 20 años, y su deceso se produjo como consecuencia de entre 8 y 10 puñaladas recibidas en el tórax y el estómago. No queda en claro cómo intervino en la reyerta, aunque se sabe que nada tenía que ver con el desencadenante de la misma, que sería un asunto de polleras.

El conflicto se originó a la salida del pub Petaca, alrededor de las 7 de la mañana, cuando un grupo de alrededor de diez personas comenzaron a pelear a mano limpia. Luego continuaron con palos y finalmente con armas blancas; lo que derivó en la muerte de Zanabria por la cantidad de cortes recibidos.

Lo cierto es que la víctima recibió cerca de diez puñaladas en una zanja, y pese a las lesiones a duras penas alcanzó a cruzar la calle para caer tendido frente al bar, cuyos propietarios dicen que "no cabe duda que fue Gonzalo H. quien le produjo las lesiones mortales".

Otras tres personas resultaron heridas con elementos cortantes y están internadas en el hospital provincial Alejandro Gutiérrez de Venado Tuerto. Siete son los detenidos, incluyendo a los hospitalizados, y falta detener a otras personas que participaron de la batahola. Alrededor de diez participantes de la pelea, de los cuales tres eran mujeres, llegaron al bar desde Villa Cañas y se enfrentaron con parroquianos de Santa Isabel.

Al parecer la disputa era por una chica que había estado en pareja con un isabelense y venía con el grupo de Villa Cañas. La joven habría llegado con el contingente de personas de Villa Cañas y bailaba con uno de los muchachos de esa ciudad. Eso despertó los celos del joven de de Santa Isabel que derivó en una provocación que terminó mano a mano y luego a los puños.

Sin embargo esa disputa duró muy poco y luego tuvo derivaciones trágicas. No se sabe muy bien por qué Zanabria entró en escena pero lo cierto es que nada tenía que ver con esa supuesta disputa por polleras. Lo cierto es que los testigos del hecho dijeron que "había mucho alcohol y casi todos estaban muy drogados".

La propietaria del lugar, Vilma Almada, comentó que le tocó vivir un horror en la mañana del domingo. "Fue muy loco lo que pasó. Una pelea con gente de Villa Cañas que vino armada de cuchillos y palos en dos autos y se trenzaron por una cuestión de polleras. De todos modos, el muchacho que murió no tuvo nada que ver con el origen del problema. Se armó el lío y este chico que no tenía nada que ver terminó peleando con otra persona que finalmente lo apuñaló varias oportunidades y cayó casi muerto frente al bar".

Los testigos dijeron que la gente de Cañás llegó en dos vehículos: un auto y una chata en la que cargaban armas blancas y palos. Así lo confirmó la dueña del pub, quien agregó que "en ese contingente había tres mujeres de las cuales una fue la que apuñaló a un chico en el medio de la reyerta".

Versión oficial. El inspector policial de la zona de Villa Cañas, Carlos Tobocal, dijo que "se desconocen los motivos que derivaron en la pelea. Sí se sabe que la pelea duró entre 15 y 20 minutos y fue alrededor de las 8 de la mañana del domingo. La víctima apuñalada fue trasladada a Venado Tuerto y aproximadamente a las 11 de la mañana perdió la vida por las heridas recibidas".

Los otros heridos que sobrevivieron a la reyerta son Matías P. (17) y Víctor A. (35), ambos de la localidad de Santa Isabel; y Pablo H. (15) de Villa Cañás; ciudad ubicada a unos 15 kilómetros de la anterior. Todos presentan lesiones punzocortantes y se encuentran internados con custodia policial en el hospital Alejandro Gutiérrez de Venado Tuerto.

En tanto, cuatro personas están detenidas y se espera la detención de otras dos que participaron de la pelea que tuvo un trágico saldo.

Para Belisario, un vecino isabelense, "el problema es el abundante consumo de alcohol y drogas, algo que aquí no era común hace un par de años y que hoy es un verdadero problema en la comunidad. Santa Isabel no es lo que era y la violencia va en aumento", aseguró.

Rivalidad. Como ocurre no sólo en el sur de la provincia sino en el resto del país, la rivalidad entre barras de distintas localidades es muy frecuente. Por cuestiones futbolísticas, por el mero hecho de ser pueblos vecinos o por cualquier otro motivo, lo cierto es que siempre existió una especie de "pica" entre Santa Isabel y Villa Cañás.

No obstante, "éste no es el caso", aseguró el inspector de la zona de Villa Cañás, Carlos Tobocol. "Acá se dio este hecho por cuestiones que no tienen que ver con broncas entre pueblos. Las personas se conocían, iban a ese lugar y si bien no se puede decir que eran amigos, sí se sabe que varias veces compartieron el pub sin problemas".

Al parecer los implicados en la pelea, o al menos la gran mayoría, estaban alcoholizados y se desconocieron al comenzar la pelea. "A lo mejor la ingesta de alcohol los hizo desconocerse y por eso comenzó la pelea con un saldo trágico", dijo una fuente de la investigación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS