Edición Impresa

Pasan a disponibilidad al comisario de Chabás acusado de pedir coimas

La misma medida de la jefatura de la Unidad Regional IV se tomó con un agente. Están acusados de pedir dinero para recuperar animales robados a una familia de Sanford.

Viernes 21 de Noviembre de 2014

La jefatura de la Unidad Regional IV de Policía dispuso ayer el pase a disponibilidad del comisario de Chabás, Norberto R., tras ser imputado como presunto autor de un pedido de coima a una familia de Sanford para recuperar parte de lo que le habían robado en su establecimiento rural.

La misma decisión alcanzó al agente Gonzalo R., que quedó implicado como partícipe necesario del hecho cuya investigación está en manos de la fiscal titular del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, Marianela Luna, como publicó oportunamente La Capital. Ambos imputados por el delito de exacciones ilegales (pedir dinero en provecho propio) serán separados de sus funciones hasta tanto se resuelva su situación procesal.

"Es para clarificar el trabajo de la Justicia", explicó ayer a este diario el titular de la UR-IV, Walter Llanos, al fundamentar su decisión. Y aclaró que hasta tanto designe al nuevo jefe, la comisaría de Chabás quedará a cargo de su actual subjefe, Jesús Cisneros.

Si bien prefirió no hacer valoraciones públicas sobre el tema, lamentó lo sucedido y no pudo ocultar su "decepción" respecto al presunto mal accionar de los policías investigados. Más aún porque el comisario ahora puesto a disponibilidad había asumido hacía unos meses con el objetivo de recomponer la relación de la policía local con la comunidad luego del escándalo que generó la falta de respuesta con la que se encontró un vecino víctima de un robo al no poder radicar la denuncia porque no había personal en la comisaría.

Un "retroceso". El jefe comunal, Osvaldo Salomón, dijo que esta situación significa "un retroceso y un golpe durísimo para la comunidad ya que se estaba trabajando muy bien en el tema seguridad y con esto la confianza ganada vuelve hacia atrás". Asimismo, reveló que se puso en contacto con las principales autoridades de seguridad provincial para pedirles que "hasta tanto la Justicia resuelva la cuestión de fondo (de los policías implicados) garanticen que no se pierda lo logrado (en los últimos meses) y que se evidencia en un marcado descenso del delito".

La denuncia fue radicada el 29 de octubre en la jefatura de UR-IV por el agricultor Miguel Orlandoni y su hijo Jonatan quienes acusaron al comisario de haber pedido una coima de 1.500 pesos para recuperar parte de los once lechones, casi 90 pollos y pollitos, cuchillos y herramientas que les robaron en el campo de Sanford.

Ello ocurrió tras recalar en la comisaría chabasense en busca de ayuda para intentar el recupero de lo robado al "descubrir" a través de averiguaciones particulares y luego de radicar la denuncia por robo en la comisaría de Sanford, que los animales se encontraban en un campo de Chabás.

Tras invitar a retirarse del lugar al hijo del productor y al agente que los había recibido en la dependencia policial, el comisaría quedó a solas con Miguel Orlandoni, quien asegura que en ese momento le pidió "una colaboración para gastos" a fin de devolverle lo robado. Así fue que una vez acordada la entrega de los animales, aunque solo fueron 9 lechones y 4 pollos, le reclamó 1.500 pesos de coima que nunca pagó pese a la insistencia y terminó denunciando.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario