Edición Impresa

"Para mejorar la inseguridad habría que bajar los niveles de violencia"

Chumpitaz fue seleccionado entre 200 postulantes y distinguido con el premios Toyp (Ten Outstanding Persons) que entrega la red internacional JCI (Cámara Junior Internacional).

Domingo 21 de Octubre de 2012

"Para mejorar la seguridad la primera responsabilidad es del ciudadano. Hay que bajar los niveles de violencia colectiva, desde el tránsito hasta el estadio de fútbol. Muchas situaciones delictivas se originan por cuestiones emotivas". El consejo corresponde a Gabriel Felipe Chumpitaz, un empresario rosarino y consultor en seguridad de 36 años que acaba de ser distinguido como uno de los 10 jóvenes sobresalientes del país por una organización internacional que participa de Naciones Unidas.

Chumpitaz fue seleccionado entre 200 postulantes y distinguido con el premios Toyp (Ten Outstanding Persons) que entrega la red internacional JCI (Cámara Junior Internacional). Se trata de una organización no gubernamental que alienta a jóvenes de 18 a 40 años a iniciar un "cambio positivo en sí mismos y su comunidad".

Bajo ese precepto, el pasado 27 de septiembre se otorgaron las distinciones en distintos rubros como el de superación y logros personales que fue para Sebastián Crismanich, el taekwondista que obtuvo una medalla de oro en los últimos juegos olímpicos.

En el caso del empresario local, la distinción fue en materia de logros comerciales, económicos o empresariales. Lo propuso el presidente de la Federación Gremial de Comercio e Industria, Reno Arcadigni, quien destacó su "capacitación y compromiso con su labor y el desarrollo de tareas humanitarias a partir de la creación e un Plan Social de Coexistencia.

Casado, con una hija de 1 año, Chumpitaz fue jugador de rugby en Gimnasia y Esgrima y entre 1999 y 2000 jugó a nivel profesional en el Parma de Italia.

En la crisis de 2001 regresó al país. Fundó la consultora Security Management y la revista que lleva el mismo nombre. Además es socio fundador del Grupo Triana de Seguridad.

"Hay que desterrar la percepción negativa de esperar mucho habiendo entregado poco. Es una mala costumbre que tenemos. El 80 por ciento de los emprendimientos muere antes de los 5 años y pocos llegan a subsistir. Emprender es fácil. Lo difícil es mantenerse. Yo no diferencio entre lunes, miércoles, domingos o feriados. Disfruto trabajando y las mayores satisfacciones las tuve en actividades colectivas", apuntó Chumpitaz, quien participa en el consejo directivo de la Federación Gremial.

"La actividad gremial empresaria es como una enfermedad positiva: uno empieza a participar y cada vez quiere más, entonces empieza a priorizar lo colectivo sobre lo individual", agregó el empresario, que también integra las cámaras de empresas de seguridad a nivel provincial y nacional.

A su vez, lleva adelante el Plan Social de Coexistencia. Uno de los principales programas consiste en la inclusión de discapacitados o de aborígenes a puestos de trabajo.

En materia de seguridad el joven manifestó: "Debería establecerse un pacto social de coexistencia donde no interfieran las diferencias políticas. Cualquier político, oficialista u opositor, que diga que tiene la solución a la inseguridad está mintiendo", apuntó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario