Edición Impresa

Para Ferrari, el buen funcionamiento colectivo de Central no está sujeto al nivel de Méndez

Paulo Ferrari confía plenamente en que Central alcanzará con el devenir de los próximos amistosos ese nivel que le permitirá comenzar a desandar el torneo Final con marcada solidez.

Miércoles 22 de Enero de 2014

Como buen capitán demuestra y pregona el optimismo. Paulo Ferrari confía plenamente en que Central alcanzará con el devenir de los próximos amistosos ese nivel que le permitirá comenzar a desandar el torneo Final con marcada solidez. El Loncho también dejó sentado con firmeza en una charla íntima con Ovación que el equipo no depende exclusivamente de lo que haga Méndez, aunque aclaró que la presencia de Jesús es importantísima para el equipo porque le genera dinámica y crea una presión constante en todo el mediocampo.
  —¿Qué conclusiones sacás del triunfo contra Independiente?
  —Rescato muchas cosas porque recién estamos aflojándonos. La idea es tratar de estar como lo estuvimos en el primer tiempo. Es decir siempre ordenados y presionando en toda la cancha. Arrancamos bien y todos lo vieron. Es verdad que perdimos la pelota en algún pasaje del partido, pero ellos tampoco nos crearon tanto peligro. Fue un partido más de pretemporada y lo tomo como tal porque lo principal es ir agarrando ritmo futbolístico. Más allá de todo, lo que destaco es que el equipo va mostrando cosas interesantes.
  —¿No pensás que el equipo es una cosa con Méndez estando bien y muy distinto cuando él no está en su nivel?
  —Es un jugador fundamental, pero no dependemos exclusivamente de él sino de lo que haga el equipo en sí. Lógicamente no voy a discutir o negar que Jesús es importantísimo porque nos genera dinámica y crea una presión constante en todo el mediocampo. Pero la realidad es que el rendimiento grupal es lo que cuenta y no el individual. Los resultados se consiguen por el rendimiento colectivo.
  —Si Peppino se va a Ecuador, en la defensa sólo tienen a Donatti y Magallán como los más experimentados, y luego aparecen Avecedo y Berra, quienes vienen bien pero todavía son pibes.
  —Espero que no. Lo principal es afianzar lo que hicimos en el semestre pasado, independientemente de los nombres que ponga Miguel (Russo). Considero que hay un grupo y jugadores que pueden cumplir con lo que entrenador nos exija. Ayer (por el lunes) jugaron Magallán y Donatti, y lo hicieron bien porque además se conocen. Es como todo, con trabajo y roce se puede mejorar siempre.
  —¿Percibís que en Córdoba mejoraron un poco más?
  —Sí, porque sinceramente fuimos a buscar sumar más minutos y a tratar de entendernos mejor. Lo que estamos deseando es sacarnos la pretemporada de encima y agarrar un buen ritmo futbolístico. Por eso creo que por lo que hicimos en Córdoba, sumado al partido ante Defensores de Villa Ramallo, el equipo sigue demostrando cosas interesantes. También hay cosas por mejorar.
  —¿Coincidís con que el equipo muchas veces queda expuesto cuando sale a atacar constantemente?
  —Sucede que por las características de los que integran el mediocampo son de ir todos al frente porque tienen panorama y buen pie. Y eso hace que si no están todos bien en ciertos momentos quedemos descompensados y eso en algún punto se nota. Pero no tengo dudas de que Central tiene muchas cosas interesantes a nivel general. Pasa que hasta que no alcancemos el nivel que buscamos, por ahí no todos lo verán de esta manera. Y es entendible, sobre todo en esta etapa del año. Aunque todo llega con sacrificio y trabajo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS