Edición Impresa

Para el municipio, el tope a los subsidios no hará subir el boleto

El secretario de Servicios Públicos minimizó el impacto del congelamiento de los fondos nacionales La Intendencia estima que la ciudad "está muy bien parada" para lo que resta del año

Viernes 20 de Julio de 2012

El anuncio del ministro del Interior, Florencio Randazzo, de fijar un tope a los subsidios que la Nación envía a Rosario y dejar el resto en manos de provincias y municipios no causó extrema preocupación en el gabinete de la intendenta Mónica Fein. El secretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo, consideró que el efecto se dará mayoritariamente en las empresas porteñas que componen el Area Metropolitana de Buenos Aires (Amba): "En la ciudad estamos muy bien parados y por lo que resta del año no tendrá gran impacto". En relación a un futuro aumento del boleto, empujado por las nuevas variables, el funcionario aclaró que "no existe perspectiva de retoques a la tarifa del transporte urbano de pasajeros".

En su presentación en la Capital Federal (ver aparte), Randazzo subrayó los contraste en materia de distribución de los fondos. "En la zona del Amba estamos aportando por mes 965.225.054 pesos, mientras que para las provincias y los municipios del resto del país son 397.137.246", indicó.

Randazzo destacó que la totalidad de los fondos "será el tope que aportará el Estado al servicio de transporte público de colectivos"

De ahora en más. Luego explicó que frente a los costos que generen los sistemas de colectivos a futuro, por aumentos salariales o por otros gastos, "cada jurisdicción, provincia o municipio decidirá si cambia la tarifa o asigna compensaciones del propio presupuesto, el de cada jurisdicción".

Enterado de los anuncios del gobierno nacional, Seghezzo salió a considerar, a priori, que los topes aplicados a los subsidios "sólo tendrán impacto en la empresas que integran el Amba".

"En Rosario estamos muy bien parados, ya que las empresas del interior del país están acostumbradas a trabajar de manera eficiente en la cantidad de choferes por colectivos, de pasajeros-kilómetro y con menos subsidios para trabajar", señaló.

En ese sentido, el funcionario estimó que, pese al congelamiento de los subsidios, "no haría falta tocar la tarifa". Y admitió que, desde ahora, habrá que ir "absorbiendo el panorama inflacionario y ver en concreto cómo impacta. pero a julio de 2012, superada la mitad del año, parece que no hará falta".

Tras varios llamados telefónicos a la Secretaría de Transporte de la Nación, Seghezzo afirmó que la totalidad de los subsidios comprometidos por la Casa Rosada hasta julio "será cumplida hasta que concluya el año, incluida la pauta salarial de los choferes, retroactiva a enero, con lo cual no se dispararía nada complicado y, a priori, no genera preocupación".

Contrastes. Los 700 colectivos rosarinos reciben un monto mensual girado por la Nación.

Se distribuye entre las tres empresas (Rosario Bus, Semtur y La Mixta) en concepto de subsidios directos, compensaciones complementarias y partidas de refuerzo al gasoil y para la pauta salarial.

Los datos del Ente del Transporte de Rosario (ETR) de abril indican que el costo tarifario total por pasajero es de 5,40 pesos, al que se le restan 2,20 por subsidios nacionales y dejan el costo tarifario neto en 3,17.

Hasta ahora, el interior debía gestionar ante Transporte una recomposición de las partidas que iban llegando, mientras que el Amba equiparaba automáticamente con subsidios el mismo porcentaje de aumento salarial que las empresas pagaban a sus choferes.

Esta ventaja explica en gran medida por qué en la actualidad Rosario tiene una tarifa de 2,70 pesos, mientras que un viaje en ómnibus en la Capital Federal cuesta sólo 1,10 con la tarjeta Sube.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario