Edición Impresa

Para el kirchnerismo, el vicepresidente Boudou es inocente y víctima de los medios

La jefa del bloque del Frente para la Victoria en Diputados, Juliana Di Tullio, apuntó contra el juez federal Ariel Lijo (a cargo de la investigación) al reclamar un “proceso limpio".

Domingo 08 de Junio de 2014

El kirchnerismo afirmó ayer que el vicepresidente Amado Boudou es “inocente” de las acusaciones que enfrenta en la causa por el rescate de la ex Calcográfica Ciccone, mientras que en la oposición cuestionaron los planteos del oficialismo contra la Justicia.

   La jefa del bloque del Frente para la Victoria en Diputados, Juliana Di Tullio, apuntó contra el juez federal Ariel Lijo (a cargo de la investigación) al reclamar un “proceso limpio” y advertir que eso “no es lo que he visto durante estos dos años”.

   La diputada por Unión PRO Patricia Bullrich denunció a su vez que “operadores del gobierno” intentan separar de su cargo a Lijo y que “lo apretaron amenazándolo con iniciarle juicio político”.

   Para Di Tullio, “Boudou ha sido sujeto y objeto de un linchamiento mediático enorme” porque, aseguró, “ya lo han juzgado antes de que el juez comenzara a indagarlo”.

   “Espero que el juez tenga la suficiente ecuanimidad e independencia para escuchar todos los testimonios y hacer un proceso limpio, que no es lo que he visto durante estos dos años”, reclamó.

   Bullrich advirtió que Boudou “aprieta mafiosamente al juez porque osó llamarlo a indagatoria”, en referencia a la declaración que mañana tendrá que realizar el vicepresidente en Tribunales. “Yo lo que sé es que operadores del gobierno vienen intentando la separación de Lijo cuando se dieron cuenta que estaba redactando con precisión un llamado a indagatoria”, amplió.

   Por su parte, la vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal, consideró que “cuando uno es inocente y no tiene nada que esconder se presenta en todos los lugares a dar todas las explicaciones necesarias, durante todo el tiempo que sea necesario”.

   “A Mauricio (Macri) le tocó el juez menos creíble de la historia, que es (Norberto) Oyarbide, y (el juez federal Ariel) Lijo no es Oyarbide”, opinó rememorando la causa contra el jefe de Gobierno porteño por las presuntas escuchas ilegales perpetradas desde la Policía Metropolitana.

   Por su parte, el abogado e integrante del Consejo de la Magistratura Alejandro Fargosi criticó “los términos de guapo de barrio” con los que el vicepresidente se refirió al juez Lijo y subrayó que “son inadmisibles”.

   A su turno, la diputada nacional Elisa Carrió calificó de “golpista” a Boudou al señalar que lo que pretende es “enfrentar a las instituciones destrozándolas” para “sacar al juez de la causa”.

   Consultada sobre la declaración indagatoria que brindará Boudou mañana, Carrió señaló que “las actitudes últimas del vicepresidente no forman parte de un Estado de derecho ni una democracia constitucional”.

   “De modo tal que tiene una actitud golpista, al enfrentar a las instituciones destrozándolas, este es el objetivo”, dijo Carrió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario