Edición Impresa

Para el Ipec, la inflación en la provincia fue del 1,1 por ciento en julio

Macroeconomía. Los alimentos y bebidas subieron más que el promedio pese al listado de 500 productos congelados en grandes cadenas de supermercados.

Sábado 31 de Agosto de 2013

Para el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), la inflación en julio fue del 1,1 por ciento en Santa Fe y del 13 por ciento en el acumulado del último año. El esparcimiento registró el mayor incremento en el mes de las vacaciones de invierno (3,8 por ciento), mientras que los alimentos y bebidas lo secundaron a bastante distancia (1,4 por ciento). Casi no se notaron los aumentos de las alícuotas en las escuelas privadas en el índice del rubro educación, que apenas subió 0,2 por ciento.

Las cifras publicadas ayer por el organismo santafesino se mantienen en sintonía con las cifras del Indec, que para julio registró un incremento del índice general de precios (IPC) del 0,9 por ciento para julio y acumula un 9,9 por ciento en los últimos 12 meses.

El relevamiento arroja una evolución de precios que está a la mitad del ritmo que registran las encuestadoras privadas y que difunden los legisladores de la oposición en el Congreso nacional (2,55 por ciento en julio y un acumulado del 24,9 por ciento anual). También difiere de los relevados por la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires (2,5 por ciento en julio, la mayor variación del año) y de su par de San Luis (2,3 por ciento).

En tanto, el organismo que conduce Jorge Moore registró que en Rosario los precios subieron 1,1 por ciento en julio, por lo que la inflación en los primeros siete meses en la ciudad fue del 7,8 por ciento.

En el caso de los alimentos y bebidas, la remarcación de precios fue superior a la media: 1,5 por ciento en julio. El mayor incremento registrado se da al mismo tiempo que la mayoría de las cadenas nacionales de supermercados se comprometieron a congelar una canasta 500 productos. De todos modos, para el Ipec la canasta de 60 productos (carnes, conservas, fiambres, quesos y harinas, entre otros) que componen este rubro se mantiene, con acumulado de 5,3 por ciento, por debajo de la evolución del índice general en lo que va del año.

Las variaciones de los precios de los alimentos son los que mayor incidencia tienen a la hora de conformar el nivel general, ya que representa el 37,71 por ciento. Los mayores incrementos en la ciudad fueron relevados en el zapallito (46,7 por ciento durante el mes de julio), tomate redondo (42,2 por ciento) y lechuga (12,6 por ciento).

Educación y vivienda. En el extremo opuesto estuvo el capítulo educación, que apenas subió 0,1 por ciento en el mes de julio. Esto indicaría que pese a la autorización de nuevos topes (en torno al 7 por ciento) para las cuotas de los colegios privados, las instituciones relevadas no habrían echo uso de esta posibilidad.

El esparcimiento fue lo que más subió en julio. Los empresarios del sector en el gran Rosario aprovecharon el aumento de la demanda que generan las vacaciones de invierno para aumentar los precios: 3 por ciento. De todos modos, el rubro estuvo más moderado que sus pares de la capital provincial, que remarcaron el doble los precios: 6 por ciento.

Por su parte, el rubro indumentaria registró una suba del 0,4 por ciento durante el mes de julio en Rosario. Las liquidaciones podrían haber colaborado con la amortiguación de los valores de las prendas. En los primeros siete meses del año, el Ipec relevó que el capítulo de ropa y zapatos subieron 7,7 por ciento.

Un escalón más arriba en los aumentos de precios se situaron los rubros relacionados con la vivienda (0,7 por ciento) y mantenimiento del hogar (0,6 por ciento). Los bienes, que representan el 69,28 por ciento de la canasta, tuvieron una variación de 1,1 por ciento en julio pasado, mientras que los servicios, que representan el restante 30,72 por ciento tuvieron una variación de 1,1 por ciento con respecto al mes anterior.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS